Facebook Twitter Google +1     Admin

EMPEZAREMOS POR EL FINAL. CHINA 8-8-2008

 

Con este artículo comenzamos un nuevo aspecto del arte que habitual no se estudia en Europa: el arte oriental. Una aventura verdaderamente fascinante que, como habéis visto, ha influido en gran parte del arte occidental contemporáneo (Manet, los impresionistas, Van Gogh, Klein, Rothko, Kandinsky…).

Pero en vez de hacerlo por el principio, aprovecharemos la ocasión de la inauguración de las Olimpiadas de Beijing, y comenzaremos desde hoy para poco a poco ir hacia atrás.

Si no habéis podido ver (ya en directo, ya en las miles de repeticiones) la ceremonia de inauguración la podéis encontrar entera en

http://www.rtve.es/deportes/pekin08

En ella se han unido la tecnología más sofisticada con su cultura milenaria, a veces con gran eficacia visual, otras veces no tan afortunadamente.

A mí en particular me han encantado varias cosas.

 

En primer lugar el estadio nuevo, el llamado Nido, construido por los mismos arquitectos del Caixa Fórum, Herzog y de Meuron.

 

 

Tomado de http://es.wikipedia.org/wiki/Imagen:Stade_national_Pekin.jpg

 

Como en gran parte de sus obras, la supertecnología que utilizan queda en un segundo plano y, en vez de enseñarse con una cierta soberbia, sirve para crear imágenes de gran potencia. Grandes vigas se van entrecruzando hasta crear una estructura parecida a un nido de pájaro, con un techo ondulante y unas grandes posibilidades de utilizar las luces interiores para crear una imagen en negativo coloreado (como se ha visto en la ceremonia). Consta además de una gran pantalla en la parte superior que se ha utilizado en varias ocasiones, sobre todo en la imagen del encendido del pebetero, verdaderamente espectacular.

En cuanto a la propia ceremonia me ha fascinado una de sus primeras escenas: la creación de un paisaje por medio de bailarines. Se unía así lo más actual de las artes (al unir una danza, verdaderamente exquisita, con la pintura gigante y hecha en vivo) con una de las tradiciones más interesantes de la pintura oriental: el paisaje.

 

 

En oriente, y en relación con el taoísmo y el budismo, el paisaje y su relación con el hombre siempre han tenido gran importancia.  En occidente esto fue un descubrimiento del XVII en Holanda y después del XIX (los impresionistas influidos por la pintura japonesa). Sin embargo, en Oriente fue una tradición milenaria, con numerosos estilos, que buscan la esencia de la Naturaleza como la verdadera esencia de la divinidad.

 

Otros de los momentos espectaculares ha sido la creación de caracteres chinos (una forma de arte en sí mismo íntimamente relacionada con el zen y la pintura con tinta) por medio de una especie de vigas que subían y bajaban. Acostumbrados a la tecnología parecía una animación por ordenador cuando, al final, se mostró que estaba hecho por personas que estaban en su interior, coordinados a la perfección.

 

Sumamente oriental fue la floración de los melocotoneros que recuerda la importancia de las estaciones y el paso del tiempo en su cultura, que no se opone a lo natural (como ocurre habitualmente en occidente) sino que se adapta a él y su fluir, pues ante todo interesa la armonía con el resto del universo. (Eso ya lo comprendió Van Gogh al llegar a la Provenza y pintar con verdadera obsesión los almendros en flor, como una verdadera pintura japonesa, le escribiría a su hermano Theo)

 

Tomado de

http://commons.wikimedia.org/wiki/Image:Vincent_Van_Gogh_0022.jpg

 

También me han fascinado los juegos ópticos de los miles de figurantes haciendo figuras así como los fuegos artificiales, como no podía ser menos en el país en donde se inventó la pólvora. Ambos insistían en el carácter de fugacidad que tiene una gran parte del arte oriental, menos obsesionado por fijar las cosas que nosotros, los occidentales. En su cultura se valorará mucho más lo que ocurre, como ya decíamos, desarrollando un modo de percepción diferente a la nuestra, mucho más atenta por lo efímero, las cosas diminutas, los pequeños cambios, los matices… Una forma más suave y sutil de relacionarse con el mundo, siempre en constante cambio.

 

  

 

Tomado de

http://www.diario.com.mx/nota.php?notaid=a9a5169f9ce03798dda5855e60557493

 

Asombraron también el uso del color, las luces y especialmente el vestuario, con un interés por las texturas y las posibilidades de movimiento de las distintas que recuerdan el gusto tradicional de lo oriental por los textiles (especialmente la seda, que fue durante siglos el gran secreto de estado) así como el fuerte sentido ceremonial que tienen todos los movimientos que evitan la dureza y buscan la sensación de fluidez y danza

 

 

En el lado negativo (siempre en mi opinión, por supuesto), habría que incluir el tiempo dedicado al taichi (al que se le habría podido sacar muchas más posibilidades), algunas figuraciones sobre ópera china (que fácilmente podía caer en lo kitsch)

 

 

Tomado de http://www.jjoo.clarin.com/diario/2008/08/08/01732885.html

 

En otro sentido, quizás menos artístico, durante toda la retransmisión tuve la extraña sensación de ver algo que era un simple simulacro, una bella mentira para impactar al mundo que era falsa en dos sentidos. Por una parte todo este ensalzamiento de la cultura tradicional chocaba con la actitud que el partido comunista (especialmente en tiempos de Mao y su Revolución Cultural) tuvo contra ella, intentándola eliminar a favor de las esencias comunistas. Por otra, todo aquel de espectáculo de luz y color estaba sirviendo de pantalla a uno de los regímenes más represivos que existen en la actualidad que encabeza la lista de penas de muertes ejecutadas e incumplimiento de libertades. (En concreto resultó bastante desagradable ver alguno de los fuegos artificiales desde la plaza de Tianamen, en donde se produjo la matanza de 1989 cuando estudiantes y obreros pedían más libertades).

En cuanto a la tecnología, lo ya supuesto, una gran fiesta de luz y color que aportaba poco a lo que ya hemos visto en otras ocasiones

 

Vicente Camarasa

 

10/08/2008 00:55. sdelbiombo #. ARTE ORIENTAL

Comentarios > Ir a formulario

sdelbiombo

Nuria

Me parece genial empezar a poner cosas de arte oriental, porque lleva consigo una filosofía y una forma de pensar completamente distintas a lo que estamos acostumbrados.
Aún así, no disfruté demasiado de la presentación de las olimpiadas ni de los actos que se han ido realizando estos días, por muy espectaculares que hayan sido. Estoy muy de acuerdo con el final del artículo: es como si todo fuera una enorme mentira, un disfraz de luces y colores con el que encubrir la represión y la violencia.

Fecha: 17/08/2008 18:25.


gravatar.comCris Xococrispip!

¿¿Arte oriental??Me gustaaa!!La verdad que sabemos muy poquito de su cultura y su arte y,engeneral del modo de vida oriental.¡Me gusta la idea de conocerlo todo un poquito más!

Fecha: 19/08/2008 20:47.


Guille

Es una vergüenza que los juegos olímpicos se hagan en sitios como china...desgraciadamente eso me impide ver más allá

Fecha: 22/08/2008 00:05.


Añadir un comentario



No será mostrado.





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris