Facebook Twitter Google +1     Admin

DE LA CIUDAD SENTIDA. INTERPRETACIONES PSICOLÓGICAS DE LA CIUDAD

Tradicionalmente, el urbanismo siempre se había estudiado como la organización de las calles y principales edificios y su relación con el poder religioso o político. En el fondo se entendía a la ciudad como un gran teatro en donde se representaba el poder (lo cual, en ciertos momentos como el Barroco o el XIX era totalmente cierto)

Sin embargo, en la ciudad contemporánea los poderes son múltiples. Además, y con la progresiva democratización de las sociedades cada vez se da mayor protagonismo al individuo. Fruto de ambas ideas surgió en torno a los años sesenta del siglo XX una nueva metodología dentro de la Geografía de la ciudad: la psicológica.

Su iniciador será Lynch  (La imagen de la ciudad, 1960) y su método será sumamente original. En vez de utilizar planos y cifras se dedicó a pasar cuestionarios a los habitantes de diversos barrios. En ellos se les preguntaba cuáles eran sus lugares favoritos del barrio o ciudad, dónde realizaban las celebraciones colectivas, qué zonas eran las preferidas para tener casa, cuáles son las que se intentaban evitar, cuáles eran sus recorridos habituales por la ciudad…

Otra de sus técnicas fue la clasificación y estudio de los planos mentales de los ciudadanos (en un simple papel y sin ayuda de libro o imagen alguna, pedía a las personas que dibujaban un plano sencillo de su barrio, ciudad o pueblo). Un estudio de los mismos (de los tamaños que daban a ciertos lugares, de los olvidos de otros…) se podían sacar conclusiones sobre la ciudad, mejor dicho, sobre cómo sentían y vivían la ciudad sus habitantes.

 

Sobre todo este material, Lynch creó una serie de categorías nuevas en el estudio del urbanismo. Algunas de las más importantes fueron:

Los lugares simbólicos, aquellos que utiliza la comunidad para sus fiestas y celebraciones públicas. Podéis ver un ejemplo en el propio Madrid en Ha nacido un lugar simbólico

 

 

 

Puerta del Sol, uno de los lugares más simbólicos de Madrid: las uvas de nochevieja o una manifestación como la que se muestra que eligen especialmente este espacio por su simbolismo y visibilidad en los medios de comunicación

Tomado de http://commons.wikimedia.org/wiki/File:Manifestacion_UGT.jpg

 

Bordes. Barreras físicas (pero también psicológicas) de la ciudad, como vías de tren, circunvalaciones, parques (en horas nocturnas), ríos… Estas zonas actuaban como límites de la ciudad y sus habitantes intentaban buscar alternativas para no tenerlos que cruzar

 

 

 

Las grandes autopistas de circunvalación crean grandes bordes, pues aunque tengan puentes rompen la circulación normal de las personas. M-30 a la altura de Ventas

 

Las sendas. Aquellos recorridos preferidos por los habitantes para moverse por la ciudad, que no tenían que ser los más cortos, sino los más apetecibles.

 

La calle Alcalá ha sido siempre una de las grandes sendas de Madrid. Fotografía siglo XIX

Tomado de http://www.madridpedia.com/fotografias-de-madrid-del-siglo-xix/panoramica-de-la-calle-de-alcala

 

Hitos. Son elementos del paisaje fácilmente visibles que se utilizan como puntos de referencia (torres, plazas, accidente del relieve)

 

 

Las nuevas torres de la Ciudad Deportiva del Madrid se han creado como nuevo hito urbano ya no sólo de la ciudad sino de todo el territorio cercano. La foto está realizada desde Campo Real, a más de 30 kilómetros de Madrid

 

Las zonas de temor. Zonas que por el tipo de vivienda, entorno, población residente… intentaban ser evitadas por los habitantes tanto en sus desplazamientos como a la hora de elegir piso.

 

Las zonas de casas bajas, descuidadas, no asfaltadas, con descampados o falta de luz son algunos de los rasgos de las zonas de temor

 

A todo esto se han añadido numerosas investigaciones, pero quizás una de las más atractivas (por la novedad) sea la creada por Yi Fu Tuan (Topofilia, 1974), que desarrolla la idea que, además de razones prácticas, existen zonas de la ciudad deseadas (topofilia) o descartadas (topofobia) por razones simbólicas. Así una zona sagrada suele ser ocupada civilización sobre civilización (sobre los templos romanos se hicieron iglesias o mezquitas), mientras que otras zonas tienden a ser siempre rechazadas, y antes eran lugares de minorías (juderías, morerías) y ahora de emigrantes, o zonas de botellón o de grafittis…

También analiza cómo ciertas ideas o modas (como la ecología) puede influir en la visión de la ciudad, como podéis ver en De la ciudad amurallada a la naturaleza enclaustrada

   

Como veis esta manera de estudiar la ciudad es completamente diferente a la tradicional. Seguro que en el lugar que vivís habrá lugares simbólicos, sendas, bordes, hitos, zonas de temor o de topofilia…Sólo hace falta preguntar a la gente de tu zona y luego estudiar sus respuestas para empezar a entender cómo ven el territorio las personas, sus diferentes visiones, pues seguro que la gente anciana tiene otra visión de su lugar que la gente joven (tal vez porque une el lugar actual con sus recuerdos), o la de los emigrantes, o la de los recién llegados o la de las parejas con o sin hijos…

Si empezamos a comprender todas las visiones que existen sobre el lugar en el que vivimos, también seremos capaces de entender los comportamientos de las personas que viven en torno nuestro (y quizás las nuestros propios)

 

Vicente Camarasa

03/02/2009 14:13. sdelbiombo #. PENSAR LA CIUDAD

Comentarios > Ir a formulario

sdelbiombo

gravatar.comLaura

Interesante artículo. Reflexionare sobre él.

Fecha: 11/02/2009 20:41.


Anónimo

eii tioo komoo molaa

Fecha: 13/02/2009 01:42.


gravatar.comadrian lopez martinez 3ºB

hola profesor nos ha servido de mucho esta pagina para resolver dudas del trabajo

Fecha: 13/02/2009 01:53.


Añadir un comentario



No será mostrado.





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris