Facebook Twitter Google +1     Admin

CUANDO LA POBREZA FUE EL PROTAGONISTA DE LA PINTURA. EL REALISMO

 

Courbet. El entierro de Ornans

Tomado de http://es.wikipedia.org/wiki/Courbet

 

Si os fijáis con una cierta atención en este cuadro no podréis olvidar los rostros de esos campesinos maltratados durante siglos, aprisionados por el control ideológico de una iglesia que se alza sobre sus cabezas en forma de cruz. Tampoco quedaréis indiferentes ante las figuras de los burgueses satisfechos, del campo seco del fondo, del extraño colorido que rompe con esa naturaleza vigorosa, bella y potente del romanticismo.

Y es que, ¡cuánto hemos cambiado desde los tiempos románticos! ¡Desaparecieron sus héroes magníficos que afrontaban la muerte con valor y decisión! Ya no queda nada de sus ideales, ni de su belleza, ni de su desesperado amor a la vida y la aventura…

Comprobadlo por vosotros mismos con estas dos imágenes

 

Chopin. Delacroix.

Tomado de http://commons.wikimedia.org/wiki/Eug%C3%A8ne_Delacroix

 

 

Daumier. El vagón de 3ª.

Tomado de http://commons.wikimedia.org/wiki/Honor%C3%A9_Daumier

 

Ahora los héroes han dejado de serlo y todo sucumbe a la realidad que oprime y dicta el destino de los personajes. Ya lo advertiría Zola; la herencia, el medio, traza el rumbo del hombre y de nada vale mirar más allá de lo que nos ha tocado en suerte.

Ha llegado un momento en que el artista, el escritor, no puede seguir explorando dentro de sí mismo, porque una realidad dura se presenta ante él y no es posible mirar a otro lado; pintores, escritores como Balzac, Tolstoi, Galdós…, salen a la calle a denunciar con sus obras lo que estaba pasando.  

 

 

Daumier. La lavandera

Tomado de http://commons.wikimedia.org/wiki/Honor%C3%A9_Daumier

 

Y es que el nuevo movimiento artístico, el llamado realismo, se politizó y muy pronto comenzó a apostar por ese campesinado, por el proletariado explotado y miserable que había surgido de la revolución industrial. Gente humilde que sólo tiene tiempo para trabajar por un miserable salario, como aquellas que retratan autores de la época como Zola (Germinal), Dickens (recordemos las miserables condiciones en las que tenía que sobrevivir el pequeño Oliver Twist), Galdós (La Fontana de Oro o Misericordia, en la que la anciana Benina luchaba día a día por llevar algo de sustento a una casa donde sólo encontraba el desdén de sus amos), Blasco Ibáñez (La Bodega)…

Fijaros en un párrafo de esta última novela y comparadlo con la imagen de Millet

 

Los que quedaban eran semejantes a cadáveres, con el espinazo torcido y los miembros secos, deformados y torpes ¡Trabajar todo el día bajo el sol o sufriendo frío, sin más jornal que dos reales!

(Blasco Ibáñez, la Bodega)

 

 

Las segadoras. Millet

Tomado de http://es.wikipedia.org/wiki/Jean-Fran%C3%A7ois_Millet

El Ángelus. Millet

Tomado de wikipedia

 

Mucho de este sentimiento de empatía hacia los más pobres y sus miserables condiciones de trabajo lo seguiremos viendo en las primeras obras de un artista posterior, Vincent Van Gogh

 

 

 

Van Gogh. Comedores de patatas.

Tomado de wikipedia

 

TENÉIS AQUÍ LA SEGUNDA PARTE

.

 

Rocío Romero y Vicente Camarasa

24/03/2009 18:58. sdelbiombo #. Realismo

Comentarios > Ir a formulario



No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris