Facebook Twitter Google +1     Admin

BREVÍSIMA HISTORIA DEL COLOR (Primera Parte)

 

Tomado de http://campodifiore.wordpress.com/2008/04/23/probar-colorantes-en-un-jabon

 

Si queremos descubrir el importante papel que juega el color en una obra de arte, primero tenemos que intentar aproximarnos a lo que entendemos por color.

Al igual que la música, nos sirve para expresarnos (puesto que con él habitualmente reflejamos nuestro estado de ánimo) y es que muchas veces a lo largo de la Historia los artistas lo han empleado como canal a través del cual “materializar” sus sentimientos y emociones, es algo más psicológico que físico y por ello resulta difícil establecer una teoría del color. Aún así, son diversos los autores que de una u otra manera han intentado acercarse. Josef Albers ( profesor de la Bauhaus) en su obra La interacción del color descarta la parte más científica del color y se centra en pruebas experimentales muy sugerentes para los artistas. Considera que un color tiene muchas lecturas y sólo se puede conocer de forma objetiva cómo es de verdad si lo situamos en un entorno, pues un mismo color puede parecer diferente por la(s) interferencia(s) de otros.

También Goethe que, de una forma mucho más intuitiva considera que las personas incultas, los niños y las naciones salvajes tienen predilección por los colores llamativos, mientras que la gente refinada busca colores más suaves. 

 Por su parte, el filósofo griego Aristóteles considera que todos los colores están formados por los denominados principales (correspondientes al fuego, agua, tierra y cielo); tiempo después Leonardo da Vinci (creador del sfumato) para quien la atmósfera no es transparente sino que tiene color, define éste como propio de la materia...

 

Hace ya algunos años desde que, en 1666 e interesado por las cuestiones relacionadas con la óptica, Isaac Newton hace pasar un haz de luz blanca por un prisma para demostrar que ésta se descompone en lo que conocemos como los 6 colores básicos: rojo, naranja, amarillo (“cálidos”) verde, azul y violeta (“fríos”)

 

 

Tomado de http://www.gusgsm.com/book/export/html/122

 

Los colores se miden por longitud de onda (nanómetros), es decir, a nuestros ojos llegan ondas y dependiendo de su longitud vemos un color u otro ( entre los 400 y los 570nm “los fríos” y entre 570- 700nm “los cálidos”)

Asimismo, tres aspectos importantes a tener en cuenta son la luminosidad / brillo (hace referencia a la cantidad de luz de un color como característica propia), la saturación ( nivel de pureza respecto al blanco) y la temperatura ( que expresamos a través de sensaciones corporales como calor y frío)

Los colores tienen una serie de características objetivas o denotativas ( como el hecho de que los cálidos y los que tienen mayor luminosidad parece que están más cerca), pero también connotativas o subjetivas, en función del significado que cada uno le otorgue.

Por ejemplo, el rojo es un color dentro de la gama de los cálidos con múltiples significados, puesto que bien puede representar la vitalidad, la sensualidad, la virilidad, la energía, el amor, el peligro, la sexualidad o el erotismo. A continuación, algunos ejemplos en los que este color no se utiliza por casualidad.

 

 

MATRIMONIO ARNOLFINI. Van Eyck

Tomado de http://es.wikipedia.org/wiki/Arnolfini

En este cuadro llama la atención la cama (relacionada con las clases altas y la continuidad del linaje) de un rojo vivo como color fundamental ligado al principio de la vida y símbolo de la pasión ardiente y desbordada.

 

 

PAPA PABLO III. Tiziano

Tomado de http://es.wikipedia.org/wiki/Alejandro_Farnesio_(papa)

 

En este retrato de aparato, Tiziano consigue unir la introspección psicológica del personaje con su cargo, como podemos ver en el rostro (cansado) del Papa que sin embargo se rodea de un aparatoso y sensual manto de terciopelo de un rojo intenso que da idea de su poder.

 

 

EL EXPOLIO. El Greco

Muy habitual en las obras de este pintor la presencia de tonos cálidos (influencia veneciana) aquí aparece Cristo en el centro de la composición con un color rojo encendido que hace de él la figura principal en la obra (un gran óvalo central)

 

 

LA LIBERTAD GUIANDO AL PUEBLO. Delacroix

Tomado de http://es.wikipedia.org/wiki/La_Libertad_guiando_al_pueblo

 Un magnífico ejemplo de pintura romántica donde a través de colores cálidos como el rojo (con el que simboliza la fuerza, la guerra y la sangre) y la composición, logra acercar al espectador a la acción, involucrándole.

 

Mar San Segundo

Comentarios > Ir a formulario

sdelbiombo

gravatar.comJV

Cuanto aprendemos contigo, chaval. Ahora me has picado voy a profundizar en esto del color, pero ¡¡¡que colores¡¡¡.

Fecha: 29/03/2009 14:21.


Añadir un comentario



No será mostrado.





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris