Facebook Twitter Google +1     Admin

CUANDO CINE Y ARTE CONFLUYEN: HOPPER Y BACON

Fijaros en esta pintura…. seguramente la imagen os resulte extrañamente familiar.

 

 

Tomado de http://heremdemaria.wordpress.com/distancias

 

Sí, esta misma casa de aspecto fantasmal que EDWARD HOPPER pinta en 1925, aparece de nuevo en 1960 en Psicosis, una de las películas más conocidas del maestro del suspense, Alfred Hitchcock.

 

 

Tomado de http://losfrikistambienlloran.blogspot.com/2008_06_01_archive.html

 

Con algunas ventanas cerradas y otras abiertas que reflejan la luz y a través de las que podemos adivinar el interior, este pintor norteamericano considerado uno de los mejores de la primera mitad del siglo XX que pretende transmitir al espectador una sensación de abandono y soledad que, como veremos, se convertirán en una constante a lo largo de toda su obra.

 

 

Tomado de http://eleducadorsocialenalaska.blogspot.com/2008/10/bares.html

 

TRASNOCHADORES/ HALCONES EN LA NOCHE/ NOCTÁMBULOS. Aquí el único foco de luz en la ciudad parece proceder del interior del bar, donde lo que más llama la atención es la falta de comunicación y la tensión psicológica que reina entre los personajes. Como el mismo autor decía< quizá de un modo inconsciente he pintado la soledad de una ciudad>, algo que vuelve a repetirse en (LUZ DEL SOL EN UNA CAFETERÍA) y (SUNDAY) donde los personajes aparecen absortos y con la mirada perdida, aislados del mundo que los rodea, en el que además los escaparates de las tiendas no ofrecen nada. Todo alrededor de ellos parece vacío.

También muy interesado por la luz, recuerda a los impresionistas, para quienes el paso de las horas y los distintos efectos provocados por las sombras resultan esenciales; (MAÑANA EN UNA CIUDAD); (SOL MATUTINO) en los cuales aparece representado un interior y la vista del exterior a través de una ventana (primitivos flamencos), muy similar a un cuadro dentro de otro.

En un principio comienza como dibujante de publicidad, sin embargo, pronto se hará conocido por sus paisajes  en los que pretende representar una naturaleza que no ha sido modificada por el hombre (paisaje agreste), junto con puentes, faros, carreteras, vías y pasos a nivel que, junto con el automóvil o el ferrocarril, ya suponen un avance técnico (civilización); (COLINA DEL FARO); (GASOLINA); (NEW YORK, NEW HAVEN AND HARTFORD)

 

 

Tomado de http://delarehabilitacionalaliteratura.blogspot.com

 

No deberíamos olvidar la sexualidad implícita en  sus desnudos femeninos ( al igual que Modigliani o Picasso); (MOTEL EN EL OESTE) obra a la cual algunos no dudan en atribuirle una clara representación sexual, si nos fijamos en el cuerpo en tensión de la muchacha y el capó del coche a su lado que parece salir de su cuerpo( INTERIOR VERANIEGO); (UNA MUJER AL SOL); (VENTANAS EN LA NOCHE) en los que las mujeres parecen ajenas al hecho de estar siendo observadas, convirtiéndose el espectador en voyeurista.

 

 

Tomado de http://daridgely.blogspot.com/2007/05/edward-hopper.html

 

Muchas de estas características son compartidas por el pintor británico FRANCIS BACON, de nuevo representante entre otros del siglo XX y cuyo peculiar estilo sirve como fuente de inspiración al famoso director italiano Bernardo Bertolucci en la dirección de El último tango en París, donde se cuenta la historia de dos individuos que, en una línea similar a los personajes representados por Hopper, están inmersos en algún tipo de crisis, tratan de esconder la soledad, (HABITACIÓN DE HOTEL (Hopper))/ (AUTORRETRATO (Bacon) y para ello se refugian en la pasión desenfrenada. Esto último se evidencia en la obsesión del pintor por representar figuras desnudas, en escenas en las que cobra especial importancia la carne, donde los personajes aparecen a menudo en posiciones forzadas, que no hacen sino incrementar la sensación de opresión y angustia. (RETRATO DE INOCENCIO X, con un grito desgarrado como el de Munch en El grito); (PARA UNA CRUCIFIXIÓN).

 

 

 

Tomado de http://popbuhnoeletrico.blogspot.com/2008_09_07_archive.html

 

Asimismo, los colores anaranjados, sombríos y el tratamiento tan característico de cierta parte del rostro en algunas obras de Bacon: los ojos, los cuales al igual que ensombrecidos en sus pinturas, en la película intentan “pasar desapercibidos”, empleándose para ello recursos tales como sombreros, cristales translúcidos y gafas que generan incomodidad en el espectador.

Los sentimientos de manera implícita, y de otra más “física” y visible, encarnados en el personaje masculino de la película (Paul), quien resulta ser una réplica de la obra del pintor de 1958, Autorretrato, en la que además aparece ataviado con la misma ropa de color marrón con la que, por otra parte, Bacon retrata a menudo a su amante George Dyer.

 

 

Tomado de http://italian.vassar.edu/MagritteBaconBertolucci/tango.html

 

 

Ambos pintores son quizá los más conocidos de una lista de artistas que ponen de manifiesto  la relación de proximidad entre cine y pintura pues, aunque disciplinas que siguen líneas paralelas, en ocasiones encuentran un punto en común formando un amplio mosaico donde tienen cabida todo tipo de emociones y sentimientos.

 

Mar San Segundo

 

Comentarios > Ir a formulario

sdelbiombo

gravatar.comMaría

Me ha gustado ver la casa en la realidad. Un saludo .~)

Fecha: 21/07/2009 00:15.


gravatar.comnines

Me ha encantado!!

Fecha: 05/05/2010 00:54.


Añadir un comentario



No será mostrado.





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris