Facebook Twitter Google +1     Admin

LAS CIUDADES INQUIETANTES DE GIORGIO DE CHIRICO

Tomado de mariainescarod.blogspot.com.es

Pocos artistas han llegado a mostrar el aspecto inquietante de las ciudades como Giorgio de Chirico, el artista metafísico de los años 10 que tanto influyó en el Surrealismo de Dalí, Erns, Magritte o Tanguy.

 

Las musas inquietantes

Tomado de http://www.historiadelarte.us/pintores/surrealismo/surrealismo-giorgio-de-chirico-las-musas-inquietantes.html

 

Un artista siempre a contracorriente, que regresó al orden 10 años antes que lo hicieran los demás, poniéndose una clausura de silencio cuando el futurismo, su velocidad, sus ametralladoras y su ruidismo, llenaban Italia entera.

Luego, cuando su fama de pintor inquietante fue reivindicada por los surrealistas, De Chirico se olvidó del misterio y se volcó en una pintura insípida que llevó hasta el final de sus días.

Tomado de surrealismosa.wordpress.com

Cuando contemplamos su obra, una extraña sensación de desasosiego nos invade, más extraña cuando no somos capaces (al menos en una primera mirada) de encontrar aspectos realmente amenazantes; de hecho, pensaríamos en un fuerte poso clásico, el de sus arcadas, sus limpios exteriores, sus esculturas clásicas…

Pero fijaros un poco más y comenzaréis a entender el motivo de la extrañeza.

Mirad para daros cuenta de que apenas si encontramos personas vivas en sus plazas (y cuando están, sus diminutas proporciones están hechas más para reafirmar el monumentalismo de las construcciones, como bien aprenderá Dalí, como podéis ver en muchos de sus cuadros).

Y es que en sus plazas habita el silencio. Un silencio helado pese al sol que las ilumina. Silencio y otros extraños habitantes también mudos, como las estatuas en sus pedestales o los extraños maniquíes.

Tomado de http://www.artslant.com/par/articles/show/5276

Ciudades fantasmas sin ruido ni tiempo. Las construcciones parecen eternas, sin que nada las pueda erosionar. Más eternas aún por la hora elegida, la del atardecer, ese momento de extrañeza en donde las cosas siempre parecen en trance de desaparecer.

Tomado de misiglo.wordpress.com

La luz cae sobre ellas de una forma diagonal, alargando sin misericordia las sombras en las que, sin que sepamos por qué, siempre existe una amenaza.

De hecho, las sombras crean unas retículas diagonales que contradicen el ritmo de horizontales y diagonales de sus edificios, creando una tensión interna que, de nuevo Dalí (el genial y original Dalí) retomará constantemente. Fijaros en este cuadro y lo veréis.


El Ángelus de Millet fosilizado. Dalí

Tomado de http://thelongnwindingroad.wordpress.com/2009/09/13/of-melting-timepieces-and-hallucinogenic-toreadors/jean-francois_millet_ii_001

 

Pero De Chirico aún nos ofrece más sorpresas. Al vacío y la luz une la perspectiva, más manierista que clásica, muy acelerada, levemente alzada, que nos transporta rápidamente por los grandes vacíos de sus ciudades para llevarnos hacia un punto de fuga en donde… no encontraremos realmente nada. De esta manera, el ojo del espectador no puede fijarse en un punto y debe moverse sin rumbo, acentuando el silencio y el vacío.

Tomado de cordovero.blogspot.com.

Pero, si seguimos investigando, aún encontraremos más sutilezas en sus pinturas. Encontraremos, sobre todo, pequeñas pero significativas incongruencias que están en la base de nuestra reacción ante sus imágenes.

Por ejemplo, las horas. No sé si os habréis fijado que en muchos de sus cuadros aparecen relojes. ¿Habéis visto las horas que marcan? ¿Realmente coinciden con esas sombras tan alargadas del atardecer?


El Enigma de la hora

Tomado de http://www.cord.edu/faculty/andersod/chirico.html

 

O el viento. En esas arquitecturas eternas, en donde nada se nueve, el viento es recurrente, aunque acaso no lo veamos. Pero fijaros en la cantidad de pequeñas banderolas que ondean en sus cuadros

Tomado de http://www.cord.edu/faculty/andersod/chirico.html

 

Pero seguid mirando y encontraréis más. Casi escondidos veréis los trenes y fábricas que se cuelan en los escenarios clásicos

Tomado de http://urbanrichardlong.wordpress.com

 

Unos repetitivos racimos de plátanos (tan exóticos entre tanto clasicismo) y todo tipo de verduras (alcachofas), únicos seres vivos entre tanta piedra

Tomado de surrealismosa.wordpress.com

Y aún quedan muchas más cosas en sus obras. Para no romper sus misterios os invito a descubrirla. En esta página tenéis muchas de sus obras metafísicas

 

Para saber más

http://cv.uoc.edu/~04_999_01_u07/percepcions/perc113c.html

http://www.imageandart.com/tutoriales/biografias/dechirico/dechirico.html

 

Vicente Camarasa

01/07/2010 08:28. sdelbiombo #. Dada y Surrealismo

Comentarios > Ir a formulario



gravatar.comJorge A. Rodríguez Delgado

Un pintor, además de utilizar el lienzo para expresarse, logra su objetivo cuando despierta algo en quien mira su obra. Yo admiro a Chirico desde niño y su obra metafisica me hace sentir una gran "nostalgia del infinito". Gracias por el artículo.

Fecha: 11/12/2011 23:24.


Añadir un comentario



No será mostrado.





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris