Facebook Twitter Google +1     Admin

LA ATALAYA DE TORRELODONES Y EL SISTEMA DEFENSIVO DE LA MARCA MEDIA

 

Aún hoy, desde la autopista de la Coruña, se puede observar esta curiosa imagen, la de una atalaya islámica vigilando las (nuevas) torres de Madrid.

Se encuentra en Torrelodones y formaba de un amplio sistema defensivo que el Califato organizó en la Marca Media.

Con los cristianos al norte de la Sierra de Guadarrama, el califato (posiblemente en tiempos de Al Harem II, aunque con obras anteriores al siglo X) creó esta serie de atalayas que servían como primera línea de defensa. Su función no era la de los castillos (situados más al sur como el de Mayrit, Santorcaz o Alcalá y de claras funciones defensivas, provistos con un destacamento militar). Más bien se trataba de labores de vigilancia, controlando los grandes valles de acceso desde el norte. Como podéis ver en en el mapa se organizan (las que aún conservamos) en torno a los ríos Jarama y Manzanares

 

 Tomado de elmadridmedieval.jmcastellanos.com

Atalaya del Vellón

El sistema era sumamente ingenioso. Colocadas a una distancia de dos kilómetros, la vista alcanzaba las más cercanas. Para las comunicaciones se usaban la humada (fuego con leña verde que produce humo muy negro), recurriendo a simples hogueras durante la noche.

 

 

 Otra segunda línea de defensas, más al sur y probablemente con otra función, la analizamos aquí

.

 Para saber más sobre el sistema defensivo madrileño en tiempo andalusíes

elmadridmedieval.jmcastellanos.com


Vicente Camarasa

13/07/2010 07:47. sdelbiombo #. Al Andalus

Comentarios > Ir a formulario



Negrevernis

Mis alumnos me preguntan a veces por esta torre, ya que la tenemos muy cerca...
Interesante.

Un saludo.

Fecha: 13/07/2010 09:45.


gravatar.comJV

Esto sí que es hacer de la necesidad virtud. Me impresionas.

Fecha: 13/07/2010 18:15.


Añadir un comentario



No será mostrado.





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris