Facebook Twitter Google +1     Admin

Se muestran los artículos pertenecientes a Octubre de 2010.

UNA PÁGINA INTERACTIVA SOBRE LA CAPILLA SIXTINA

Me manda una compañera un magnífico enlace en el que podemos pasarnos horas. Una visión interactiva de la Capilla Sixtina que se puede recorrer y acercar a nuestro antojo.

Para entrar pinchad aquí o en la propia imagen

CUANDO ABRA COMPLETAMENTE LA IMAGEN HACER CLIC CON EL MOUSE SOBRE LA IMAGEN HACIA LA DERECHA, IZQUIERDA,ARRIBA Y ABAJO PARA VERLA EN SU TOTALIDAD. ABAJO A LA IZQUIERDA HAY UN + Y UN - PARA AUMENTAR Y DISMINUIR LA IMÁGEN. UNA PASADA.

Etiquetas: ,

ROMA . LA NATURALEZA PINTADA. Las pinturas de la villa de Livia

 De nuevo inspirándose en temas griegos (en la actualidad desaparecidos), las grandes mansiones romanas contaban con suelo de mosaicos en donde es habitual encontrar motivos paisajísticos, de cacerías…, y sobre todo paisajes pintados en las paredes, creando una naturaleza pintada en donde el jardín suele ser recurrente.

Las primeras referencias paisajísticas aparecerán en el llamado estilo egiptizante, con la aparición de lotos y papiros. Sin embargo la gran eclosión del paisaje se producirá en el periodo ilusionista que renueva la técnica pictórica en dos grandes temas. Por una parte la investigación sobre la óptica y la geometría de los sabios alejandrinos (Euclides, Tolomeo) que permitirán un inicio de perspectiva sumamente curiosa llamada espina de pez, pues las líneas de fugas no confluyen en un punto sino en una línea. Por otra parte la técnica hará posible una pincelada cada vez más suelta, casi impresionista , que intenta crear por medio de pequeños toques la atmósfera exterior

 

El ejemplo maestro de este estilo son las pinturas de la casa de Livia, conservadas en la actualidad en el Museo Máximo, en Roma. En ellos la pared desaparece para crear una segunda naturaleza con topo tipo de árboles y pájaros perfectamente caracterizados que hablan de esa necesidad urbana (tan moderna) de salir del tráfago de la ciudad y volver a la naturaleza como armonía

 

..

.

.

.

.

UNA FOTOGALERÍA ENLAZADA DE PINTURA Y MOSAICO ROMANO

 Vicente Camarasa

Etiquetas: ,

03/10/2010 16:48. sdelbiombo #. Arte romano Hay 2 comentarios.


NEOCLASICISMO Y CIENCIA

Cenotafio (tumba vacía, simplemente conmemorativa) de Newton por Boullé

Tomado de http://es.wikipedia.org/wiki/Cenotafio

 

Uno de los grandes intereses de la Ilustración fue la Ciencia, pues era perfecta para sus intereses. Se basaba en la razón (y no en la costumbre o la simple superstición) y sus resultados servían para conseguir una mejora de las condiciones de vida de la población (llegaban a esa felicidad que siempre pretenden, basada en el progreso)

Ya en otra ocasión mencionamos esta frase de Jovellanos que es perfecta para entender de lo que hablamos

 ¿Qué sería de una nación que en vez de geómetras, astrónomos, arquitectos y mineralogistas, no tuviesen sino teólogos y jurisconsultos?

El mismo Jovellanos apostaba por una reforma agraria que cambiara la propiedad de la tierra e introdujera nuevas técnicas científicas en la agricultura. En Europa, figuras como Newton, Pascal, Leibniz, Lavoiser, Celsius estaban renovando toda la ciencia.

Esta tendencia la podemos observar también en el arte, como algunos de los edificios del proyecto ilustrado de Carlos III, como el Museo de Ciencias Naturales (actual Museo del Prado)

 

Tomado de

http://commons.wikimedia.org/wiki/Category:Juan_de_Villanueva

 

Su anejo Jardín Botánico en donde incluso se realizaron invernaderos para la plantación de especies exóticas.

 

 

 

Algo más lejos construyó el Real Observatorio (en el Retiro)

 

O un hospital general, llamado de San Carlos (y en la actualidad Museo Reina Sofía)

Todas son obras de Juan de Villanueva (nuestro arquitecto neoclásico por excelencia) y en ella podéis ver todas las características del estilo: escasa decoración, sencillez geométrica, uso de la columna, inspiración en el mundo griego…),

Sin embargo, el panorama general de la Ciencia española no es tan maravilloso como pueden hacer pensar las obras anteriores. En general los prejuicios tradicional o el control de la religión hizo que la Ciencia en España se retrasara respecto a la del resto del continente. Es muy habitual encontrarse numerosos lamentos respecto a esta situación en la literatura de la época

Mientras en el extranjero progresan la física, la anatomía, la botánica, la geografía, la historia natural, nosotros nos quebramos la cabeza y hundimos con gritos las aulas sobre si el ente es unívoco o análogo; sobre si trascienden las diferencias; sobre si la relación se distingue del fundamento, etc.

Feijoo: Cartas eruditas, 1760

El atraso de las ciencias en España en este siglo, ¿quién puede dudar que procede de la falta de protección que hallan sus profesores? Hay cochero en Madrid que gana trescientos pesos duros, y cocinero que funda mayorazgos; pero no hay quien no sepa que se ha de morir de hambre como se entregue a las ciencias

Cadalso. Cartas Marruecas

 

Para saber más: la ciencia ilustrada

http://thales.cica.es/rd/Recursos/rd99/ed99-0314-01/cult_cie.htm

La arquitectura neoclásica (El Mundo)

 

Vicente Camarasa

Etiquetas: , , , ,

05/10/2010 15:28. sdelbiombo #. Siglo XVIII. ROCOCÓ Y NEOCLASICISMO No hay comentarios. Comentar.

LA ERMITA PRERROMÁNICA DE SAN MIGUEL DE GORMAZ. LOS ESPACIOS LITÚRGICOS

 

 A los pies del gran castillo califal de Gormaz (Soria) se encuentra una edificación diminuta que acaba de ser rescatada de la ruina, permitiéndonos conocer una parte importante de nuestra historia.

EL RESTO DEL ARTÍCULO SE ENCUENTRA LOJADO EN NUESTRO NUEVO BLOG


Etiquetas: , , ,

12/10/2010 19:38. sdelbiombo #. Prerrománico No hay comentarios. Comentar.

CATEGORÍAS ARTÍSTICAS PARA EL BARROCO: ENTRE LA SINESTESIA Y LA CENESTESIA (2). De Meninas, protocolos, fiestas y procesiones

Hablábamos en el artículo anterior de algunas formas sinestésicas del barroco, veamos ahora otras que inciden más en lo cenestésico (en relación con el movimiento tanto externo como interno, tanto visto como sentido).

Fijaros por un instante en las Meninas y las podréis ver de otra manera.

Tomado de http://es.wikipedia.org/wiki/Las_Meninas

 

Pues este cuadro como tantos de la época nos habla del famoso protocolo borgoñón que imperó en la corte austriaca española. Una verdadera teatralización del poder (como ya planteó Maravall y han desarrollado en profundidadextensión Checa y Morán) en donde cada persona interpreta con toda corrección un papel que ha de ser visible tanto en su vestuario como en sus movimientos, sus gestos acompasados, sus palabras… para manipular la opinión de quien los contemplaba y para revestirse de majestuosidad.(Noel, en un magnífico artículo sobre la etiqueta borgoñona accesible aquí

La comida real es un perfecto ejemplo de lo dicho. Durante estos eventos, el rey se sentaba en una silla, mientras que sus súbditos lo hacían en bancos; el monarca, y también la reina, durante el banquete de boda de una de sus damas, comían sobre una tarima, bajo un toldo; sus platos -tanto los entrantes como el postre y las viandas- les eran servidos por los oficiales de más alto rango, y de manera diferente; sólo su plato (o el de la reina) se traía cubierto, sólo su comida era traída desde la cocina por caballeros con la cabeza descubierta, sólo su comida y bebida eran catadas de antemano para prevenir un posible envenenamiento (El que quiera saber muchas más cosas de este protocolo tiene un libro fabuloso, de Deleito Piñuela. El Rey se divierte)

 

Este sentido del espectáculo tenía un fuerte componente cenestésico, siendo los movimientos percibidos fundamentales a la hora de entender el mensaje (una especie de ballet entre las paredes del palacio), como se puede ver en las meninas en donde los gestos son, acaso, más importantes que los propios personajes que los portan, siendo fundamentales para la correcta interpretación de la escena.

Lo mismo ocurriría con bailes, paradas militares, recibimientos reales, traslados de reliquias… En la sociedad barroca el rito se resuelve en el movimiento pausado de las masas, el juego cenestésico pero también sinestésico (el olor del incienso, los ruidos de las cabalgaduras, el rozar de las suaves telas, el frescor de jardines, la música…)

Entrevista en la isla de los Faisanes. Felipe IV y Luis XIV

Tomado de http://profedesociales.blogia.com

 

Auto de fe. Rizzi

 

Fiesta en los jardines del Buen Retiro

 

Si algo nos puede aún hoy darnos una clara idea de estas sensaciones es la Semana Santa (el gran espectáculo barroco) en donde se confunde el olor de la cera con el del incienso, los golpes de llamador, la música (que entonces sólo sería de capilla), el arrastrar de cadenas o las propias temperaturas del día, desde el calor de las 5 de la tarde al frío húmedo de la madrugada.

En estos cortejos el movimiento es esencial, tanto de los penitentes como de las propias imágenes que son concebidas para ser vistas desde varios puntos de vista.

El movimiento que los costaleros imprimen al paso es fundamental. El suave batir de las bambalinas (que a su vez generan un ritmo acústico), las levantás a pulso que casi no parecen levantarse, los caballitos, las arrancás… Todo forma parte del espectáculo en donde el movimiento es algo más que un puro truco para conseguir realismo y propaganda, y se convierte en un sentido cenestésico que se propaga al interior de los espectadores y les bate por dentro.

Si queréis ser testigos de lo que os digo entrad en estos enlaces de Palios

http://palios.wordpress.com/2010/07/12/la-esperanza-de-triana-en-el-baratillo-caridad-del-guadalquivir

http://palios.wordpress.com/2010/09/20/las-tres-caidas-en-campana-2009

 

Otros artículos sobre sinestesia y cenestesia en el mundo barroco

Entre el tacto y el gusto

Bernini y la Plaza de San Pedro del Vaticano

Borromini. El Espacio pulsante. De San Carlino a San Ivo

 

 

Vicente Camarasa

Etiquetas: , , ,

14/10/2010 16:29. sdelbiombo #. BARROCO No hay comentarios. Comentar.

HITOS DEL CAMINO DE SANTIAGO. SAN JUAN DE ORTEGA

 

En la provincia de Burgos, muy cerca de su capital y también, de Atapuerca, se encuentra el monasterio de San Juan de Ortega.

En él se venera la memoria de uno de los grandes santos constructores (patrón de aparejadores) que, nacido en el seno de una familia noble, seguirá a Santo Domingo de la Calzada, colaborando con él en la realización de vías y puentes para facilitar el tránsito a los peregrinos del Camino de Santiago a su paso por las localidades entre Logroño y Burgos.

 

 

En 1111 viajó en peregrinación a Tierra Santa, en donde se comienza a extender su fama milagrera, fundando a su vuelta un albergue y capilla de San Nicolás en los siempre peligrosos Montes de Oca. Para ello contó con el apoyo real (que tanto le interesaba el camino tanto en lo económico como en lo político o cultural) la reina doña Urraca y su hijo Alfonso VII, de quien fue confesor y consejero, y que le otorgaron numerosas donaciones.

Tras su muerte, en torno a 1163; su fama milagrera crecerá, siendo un punto esencial del camino

 

De todo el conjunto el elemento más representativo es la iglesia, en transición entre el románico y el gótico.

De naves muy cortas destaca una gigantesca cabecera de tres ábsides y gran transepto (románico en sus partes bajas y ya gótico en las superiores pasando por un cuerpo intermedio de filiaciones cistercienses) a la que se van añadiendo unos nuevos tramos a los pies de origen tardomedieval.

 

 

 

 

 

Es bellísima toda su decoración escultórica en la que podemos encontrar varias fases, desde una claramente románica a otra de transición

 

 

 

 

 

Precisamente en el último capitel, ya en vías hacia lo gótico, se produce el famoso milagro de la luz, en donde un rayo ilumina la figura durante el solsticio de verano, una técnica repetida desde el antiguo Egipto (Abu Simbel) y que nos habla de la continuidad de ciertas cuestiones arquitectónicas relacionadas con los conocimientos esotéricos (aquellos que se escapaban del vulgo) y que tanta importancia tuvieron en la Edad Media (desde este tipo de milagros al juego de la oca del que ya hablamos, los laberintos góticos…). Toda una gran cantidad de conocimientos que se reservaban a una élite capaz de asimilarlos y utilizarlos correctamente y que sólo se mostraban al pueblo en sus dosis justas, perfectamente calculadas para transmitir un mensaje que (aunque simple) no tuviera posibilidad de equivocación

 

 

 

Junto a la iglesia se abre un amplio conjunto que une funciones conventuales con albergue de peregrinos. Los edificios, en proceso de restauración corresponde a varias épocas, como podéis comprobar en las fotos

 

 

 

 

Merece especial atención el sepulcro del Santo, también románico final, de excelente labra

 

 

 

UNA FOTOGALERÍA ENLAZADA DEL CAMINO DE SANTIAGO

Vicente Camarasa

Etiquetas: , ,

SAN SIMEÓN EL ESTILITA. SEGUNDA PARTE. LA NECRÓPOLIS Y EL BAPTISTERIO

Aunque lo más conocido es su basílica (analizada en un artículo anterior), San Simeón guarda otros edificios magníficos. Vamos a hablar de dos de ellos

 

SE ENCUENTRAN AQUÍ


Vicente Camarasa

Etiquetas: , , , ,

SENSACIONES DEL PEREGRINO. (Primera parte)

Idea que rondaba mi mente casi desde que oí hablar de esta… ruta? No, mucho más que eso.

Todas las primaveras, preparando el verano surgía de mi garganta la propuesta de empezar un Camino que ya muchos recorrieron antes que yo desde el siglo XI, pero por una cosa o por otra siempre quedaba pospuesto hasta que finalmente hace dos veranos nos decidimos a emplear unos días de vacaciones en tan digno cometido.

 

 

ANTES

Hoy día, cuando alguien quiere calzarse las botas y coger el cayado para poner rumbo a Santiago, se informa a través de internet, guías, ferias de turismo, foros de viajeros… y comienza a comprarse una buena mochila (básica si no quieres abandonar), botas de montaña de goretex (que no te calas cuando llueve), chubasqueros, pantalones, camisetas, algo de frío que seguro hace falta a primeras horas, una linterna,  gorras, calcetines “de los buenos, que son fundamentales para evitar las ampollas”, el kit de farmacia básico (tiritas, apósitos contra las ampollas, betadine, …)y muchas cosas más… lees mucho sobre el Camino te informas de los albergues, recuerdas lugares , nombres de iglesias e iglesitas que estudiaste hace años en la carrera (cuando soñabas con descubrir cosas nuevas por ese mismo Camino) y planificas etapas, las tienes todas empolladas… nada puede salir mal… y el objetivo, está claro, llegar a Santiago. ¿Seguro?

Y llega el día de la partida: Roncesvalles, llegas tarde, cuando te sube el autobús desde Pamplona, y allí coincides con muchos anónimos de hoy que serán tus compañeros de penurias mañana, pasado… cada uno con su plan (“yo sólo llego a Pamplona, no tengo más vacaciones”, “nosotros vamos a Burgos”, “yo quiero llegar a Santo Domingo de la Calzada”, “pues yo abrazaré al apóstol”….), con su objetivo, que aunque muchos no lo digan, lo tienen (conocer gente ,hacer amigos, ligar, pensar  ,obtener la compostela, ordenar sus vidas ,andar, hacer turismo…) .

 

Menú del peregrino, diez euros. Comienza la “explotación del peregrino”, andamos en busca de nuestro primer sello en la credencial, nuestro pasaporte durante este viaje. Barracones con literas, rápido paseo con primeras fotos al pie de los Pirineos, frugal cena y a dormir a las 10 en agosto… mañana es el gran día. Viento, más viento, ruido, ronquidos suaves, sonoros, …viento por fuera y viento por dentro, alguna ventosidad tímida, frio en el saco ¿no era el mejor?. Cuando vas consiguiendo caer abatida por el sueño… primeros compañeros removiéndose en sus sacos, preparando sus mochilas… son las 5 y media de la mañana. Ahí en cuando empiezas a pensar que eres imbécil, que estás gastando días de vacaciones  en pegarte madrugones y no dormir porque no estás acostumbrada a pernoctar en comunidad… y sin embargo, te levantas, te calzas las botas, recoges el saco, te lo echas al hombro y comienzas a caminar por un bosque de hayas, sólo te faltan 730 kilómetros para llegar a Santiago.

Buen Camino! Se convierte en el grito de guerra, ya no hay buenos días, ni holas… sólo buen camino peregrino.

 

 

Y van pasando las horas y los pueblos que no suenan de nada: Burguete, Espinal, Viscarret , Zubiri (anda! Como el que cantó en Eurovisión), y va llegando el momento de parar: el descaso del guerrero. Hoy no hay menú del peregrino, el pueblo en fiestas y los navarricos sólo nos ofrecen bocadillo de chistorra, pura fibra. La siesta de después de la etapa debe ser lo más parecido a la entrada al paraíso ,bueno, eso  y el momento en que te quitas las botas después de la etapa,  ahí comienza a moverse algo en tu cerebro. Como ya vas cogiendo experiencia, por la tarde compra del desayuno ( norma número uno, todo peregrino debe viajar con su propio sustento) y colada de ropa usada, a continuación, cena del peregrino con más peregrinos ya no tan anónimos y otra vez el descanso del guerrero… mañana será otro día.

Seis de la mañana, nos hemos permitido el lujo de darles ventaja a otros peregrinos, esto no es una carrera aunque a menudo lo parezca. Larrasoaña, Aquerreta, Zubiriaín,Iroz… ayss que nombres, pueblitos con pequeñas iglesitas románicas muy reconstruidas… Villava (anda! El pueblo de Indurain), Burlada…y Pamplona, objetivo logrado pero con dolor, mucho dolor, si ya nos habían avisado, el primer día no es el malo, las ampollas y los dolores de espalda se hacen rogar dos o tres etapas. Al mismo tiempo que van saliendo las “pegas” del camino, vas saboreando también el mismo: la sensación de dormir bajo una bóveda gótica es indescriptible, han acondicionado una céntrica iglesia, la de Jesús y María, vas conociendo gente, gente a la que se le va poniendo nombre y de la que vas teniendo datos. Gente que te va contando técnicas de cura que tú mismo acabas poniendo en práctica, descubres los usos del Vick Vaporub, la técnica del “cosido de ampollas”… y sobre todo gente que te cuenta su vida si le das pie a ello, esto ya sí va siendo Camino.

 

 

Adiós a la calle Estafeta y a esos pinchos con los que calmamos los estómagos peregrinos… vuelta al camino al amanecer, otro momento inexplicablemente agradable. Buen camino. Duro camino de subidas y bajadas, de piedras y más piedras que ya fueron pisadas y recorridas por cientos de miles antes que nosotros. En el camino se piensa y mucho, son muchas horas de mirar, de observar, de suponer… buen camino, te sientas y te saludan, buen camino, saludas tú. Curas de urgencia sobre unas piedras. Y poco a poco, te va calando en el espíritu esa sensación inexplicable también de sentirte bien a pesar de los madrugones, el dolor, el peso de la mochila y el calor de mediodía. Lo vas agradeciendo por las conversaciones, los pensamientos, la contemplación del paisaje, de las ermitas e iglesitas…

 

 

Cerca de Muruzábal, en Obanos, ( más que de Puente la Reina), unión con los peregrinos del camino aragonés, decenas de italianos llenos de vendas en las rodillas y los tobillos, con bastones, pero avanzando. Pronto, llegada a Puente la Reina, con verdadero “sabor caminero”, el típico pueblo articulado en torno a la calle Mayor por la que discurre la ruta jacobea. Recuerdos románicos ya de interés según entras, las iglesias del Crucifijo y San Pedro, aunque también muy reformadas. Más albergue, más colada del peregrino, más menú del peregrino ( por qué pondrán siempre pasta, ensalada y filete?) y de nuevo el reposo del peregrino. A estas alturas de viaje, el peregrino se convierte en un ser reconocido aun cuando haya abandonado la mochila y las botas, su andar renqueante y sus pies llenos de vendajes lo delatan… buen camino!.

 

 

El puente de cinco arcos sobre el Arga bien merece una instantánea rápida con los primeros rayos del nuevo día, el frescor de la mañana invita a retomar el camino con fuerza. Mañeru, Cirauqui, con dos iglesitas muy interesantes, Lorca, Villatuerta… y ya cuando vuelven a flaquear las fuerzas, Estella, punto clave del camino. Magnífica entrada monumental entre el río y la iglesia de San Pedro de la Rúa y la del Santo Sepulcro, ambas del XII. A pesar de haber comentado que el espíritu del camino es la precisamente el no correr, el contemplar...me  posee en esta ocasión un sentimiento opuesto por una razón de peso: muchos peregrinos, y pocas plazas de albergue… el siguiente a cinco kilómetros… ¿a que es comprensible?.

  Lo divino…y lo humano, lo más humano.

 

Tras la rutina ya conocida, aunque con variante, porque olvidamos que somos peregrinos y nos damos un homenaje culinario, nuestro andar cansino nos conduce a bellos recovecos de la ciudad. Más albergue, y más peregrinos menos anónimos y más compañeros de viaje, algunas bajas por lesión, otras incorporaciones porque tal vez pararon una etapa a descansar y decenas de historias particulares. Cura gracias a voluntarios de la Cruz Roja que tienen instalada una clínica ambulante de fisioterapia a cambio de la voluntad, lo más parecido a lo que debió ser en tiempos un hospital de peregrinos. Además de cuidados, consejos e ideas, la mejor, la de tomarse la ruta con calma y observando las pequeñas cosas para disfrutarla de verdad.

 

Nuevo amanecer y nueva etapa mochila al hombro, pies que parecen pedir a gritos no ser calzados en las botas, dolor en las piernas… pero amanecer fresco y pausado atravesando pueblos medievales en silencio sólo roto por el ruido de los bastones y muchos ¡Buen camino!

 

 

Ascensión hacia el monasterio de Irache , muy próximo a una de “esas cosas” que se han aprovechado de su cercanía al camino para ser conocidas: la “fuente del vino” de Bodegas Ireche, en donde el peregrino puede calmar la sed. No son horas así que proseguimos hacia Villamayor de Monjardín, con iglesia del XII. El paisaje ha cambiado, atrás dejamos la montaña y los bosques frondosos y cada vez hay más viñedo y cereal, entre esos cultivos poco a poco llegamos hasta nuestra próxima parada: Los Arcos, bonito pueblo con claustro gótico de mención.  Aquí, nuevo momento de asimilación de que el camino tiene algo… especial. En esta ocasión nos alojamos en un albergue llevado por amigos del Camino extranjeros, los cuales nos prepararon un recibimiento poco menos que surrealista: coreanos vestidos de pseudomedievales exprimiendo limones, una abuela irlandesa repartiendo vasos para una caipiriña, un enorme teutón invitando a todos a participar en la fiesta de bienvenida… curioso cuando menos. Y por supuesto, ronquidos, pero no vulgares ronquidos, sino los exabruptos de un roncador profesional con el que tuvimos suerte de compartir habitación, cómo no serían que hubo quien prefirió dormir a la intemperie a media noche….

 

 

Y otro amanecer más, camino esta vez hacia Logroño, pasando por Sansol y sobre todo por Torres del Rio, con su peculiar iglesia octogonal del Santo Sepulcro que bien merece parada, sello e instantánea, y desde ahí entre viñas y cereales… llegamos hasta Viana, y sin pensar parar allí, el pueblo nos atrapa por su monumentalidad y allí decidimos echar el ancla, con pena, somos conscientes que la próxima será nuestra última etapa. De hecho, tan corta hasta llegar a Logroño que ni tan siquiera lo es, pero hay que regresar a la realidad, a Madrid. Al cruzar el Ebro en la capital riojana, nudo en la garganta y ganas irrefrenables de seguir buscando flechas amarillas, hitos con la concha… pero debemos regresar… el año próximo, prometido.

 

 

Segunda parte

 

Fotos y texto

Mariángeles Ruiz Granados

 

Etiquetas: , ,

SANTORZAZ (Segunda parte)- LA IGLESIA DE SAN TORCUATO Y EL CASTILLO

Además del ya tratado Llano de la horca, Santorcaz nos ofrece una maravillosa iglesia románico-mudéjar-renacentista que formó parte del recinto amurallado.

Si la vemos subiendo desde el Ayuntamiento nos encontraremos con su ábside, de influencia toledana, como puede verse en Valdilecha (la mejor obra) o Pezuela, con una hermosa torre de ladrillo (XVI)

 

 

Este ábside formó parte de un recinto amurallado (Castillo de Torremocha), construido a finales del siglo XIV por el Arzobispo de Toledo Pedro Tenorio sobre, acaso, otra fortaleza anterior. En realidad, más que castillo fue un palacio pero también cárcel que albergó a presos ilustres, el Cardenal Cisneros (antes de ser Cardenal) y la famosa Princesa de Éboli

 

 

 

Rodeándola nos encontraremos con un atrio de un renacimiento herreriano (aunque corresponda al XVII)  al modo del que se puede ver en Torres de la Alameda.

 

 UNA RUTA TURÍSTICA DESDE AQUÍ


Etiquetas: ,

21/10/2010 19:47. sdelbiombo #. Alcalá de Henares y sureste Madrid No hay comentarios. Comentar.

SENSACIONES DEL PEREGRINO. (Segunda parte)

Primera parte

 

Cortamos en el peor momento, cuando ya teníamos dentro el gusanillo, cuando ya conocíamos a los peregrinos, sabiendo que muchos llegarían a la meta y a nosotros nos quedaban a casi seiscientos kilómetros…

Y lo prometido, es deuda, aunque con una “pequeña trampa” de más de trescientos  kilómetros… había que retomar el Camino, pero por exigencias del guión que no vienen al caso, teníamos escasos diez días y queríamos llegar a Santiago ya que el año anterior terminó, permitidme la expresión, en coitus interruptus.

 

 

Ponferrada, duras tierras leonesas, castillo templario muy reconstruido, y frio en julio. Mochila recuperada, botas desempolvadas, conocimientos anteriores… y vuelta a los madrugones con impaciencia, aún sabiendo de las dificultades, pero con grandes compensaciones. Y vuelta a buscar hitos, y flechas amarillas y personajes con mochila anónimos que, seguramente volverán a dejar de serlo con el paso de los días. Nuevos pueblos desconocidos sucediéndose y descubriéndonos sus encantos ( o no): Compostilla, Columbrianos, Camponaraya, Cacabelos, Villafranca del Bierzo( que bien merece parada y fonda), Pereje, Trabadelo, Ambasmestas, Ruitelán (curiosísimo albergue al lado del rio), Herrerías… y el ascenso en que seguro te ganas el cielo a O Cebreiro, con un cambio en el paisaje que poco a poco nos anuncia las tierras gallegas.

 

Iglesia de O´Cebreiro

Más amaneceres espectaculares por encima de las nubes, con el aire fresco inundándote los pulmones, con la humedad del rocío mañanero, caballos y vacas mirando el cansino desfilar de los caminantes, animándose a seguirnos en ocasiones… y aldeanos ganaderos que saludan monótonamente a gente anónima desfilando por sus aldeas. ¿A cuántos habrán visto pasar?

 

Liñares, Alto del Poio, Fonfria, Biduedo, Triacastela, todos ellos con diminutas capillitas e iglesitas románicas rodeadas por cementerios. Piedra granítica y mucha modestia ,belleza y testimonio. San Gil, Samos, espectacular conjunto eclesiástico y espectacular entorno, Aguiada, Sarria, Fonte… cuantos bosques que parecen encantados desde hace decenas de kilómetros, donde la frondosa vegetación y el murmullo de un agua siempre corriente, lo inunda todo: la Naturaleza te protege.

Entre tanta belleza, nuevamente los males y los bienes del peregrino se van forjando: dolores de espalda, ampollas, quemaduras de sol… pero también gente entrañable que te saca una sonrisa cuando vas peor, gente extraña sacada de un cómic, esotéricos que buscan hallar la ¿verdad? por los caminos, friquis (también han llegado al Camino…), y cada vez más, grupos  religiosos organizados de adolescentes que adulteran por completo el camino (paradojas de la vida), demasiada gente, demasiado ruido y tal vez demasiada carrera.

 

Italiano, francés, inglés, valenciano, catalán, andaluz… qué se yo… pero todos responden a Buen Camino!

Barbadelo, Barreiros, Mercado, Pena… aproximándonos al kilómetro cien, distancia psicológica sobre todo para aquellos que salieron de Roncesvalles o quien sabe de dónde (siento envidia y rabia por la “trampa”), Ferreiros,Cortes, Portomarín, Gonzar, Ligonde, Eirexe, Lestedo…Casas revoltas, Palas del rey, Coto, Furelos, Melide… merece parada no por la belleza del pueblo sino por su magnífico pulpo, definitivamente, estamos en Galicia.

 

 

Boente, Castañeda, Ribadiso, Arzúa,Salceda,Brea, Santa Irene, Arca, Amenal, se intuye cada vez más la cercanía al destino, con pena por un lado ,no deja de ser un viaje que termina, y con inmensa alegría por otro, llegas a tu destino.

Atrás quedaron los pueblecitos de cuatro casas invadidos por olores ganaderos, la cercanía a la ciudad se hace presente y va perdiendo  encanto, sobre todo ante la chapuza que pongo de manifiesto: la construcción del aeropuerto de Lavacolla, que ha desviado el Camino bordeándolo… sensación inenarrable la de arrastrarte con tu mochila en busca de hitos con la concha bajo el bramido insoportable de los pájaros de acero. Ganas de llegar, polígonos que no cesan, más flechas, cansancio, agotamiento, San Marcos… y por fin el Monte del Gozo, desde donde se divisa el objetivo. Noche de fiesta peregrina, de renqueantes caminantes que ya son también amigos o algo más, de queimadas improvisadas y de cenas de despedida. Mañana es el gran día.

 

Los tres kilómetros que separan el Monte de Santiago en realidad ya no representan el Camino como tal. Supone tan sólo la entrada a una ciudad moderna y por tanto tan sólo  el cruce de calles, puentes sobre circunvalaciones, ruido… lo más parecido  al antiperegrinaje. En cualquier caso, se avanza intuyendo el objetivo, callejeando Santiago va dejando de ser una ciudad enladrillada cualquiera para irse vistiendo del granito grisáceo cubierto de musgo que la caracteriza. Las últimas flechas, los adoquines, el polvo de las pesadas botas… y el sonido de un gaitero que, estratégicamente colocado bajo el arco que da paso a la plaza del Obradoiro, anuncia la llegada a la meta en un día gris y ventoso del mes de julio, que para eso estamos en

 

 

EPÍLOGO

Volvería a hacerlo, volveré a hacerlo, porque intuyo que cada Camino aún siendo el mismo, es distinto, al igual que lo son las etapas de una misma vida. Buen Camino!

 

Fotos y texto

Mariángeles Ruiz Granados

UNA FOTOGALERÍA ENLAZADA DEL CAMINO DE SANTIAGO

Etiquetas: ,

EL CASTILLO MUDÉJAR DE COCA (SEGOVIA)

 

Coca se encuentra en una zona poco conocida de la Meseta, la llamada Tierra de Pinares, en el norte de Segovia.

Su principal fama le viene de un magnífico castillo mudéjar, aunque como iremos viendo el pueblo tiene muchos más secretos que descubrir

 

 

Este castillo, más decorativo que defensivo, ya no lo tenemos que pensar como aquellos tan típicos de la Reconquista, pues es mucho más tardío (siglo XV). En vez de esto deberíamos pensar en una nobleza poderosa que lo usa como símbolo de su poder y su elevado nivel de vida a finales de la Edad Media, y sólo ocasionalmente utilizado con fines bélicos.

Esta nobleza (los Fonseca en este caso concreto) toman partido en las numerosas confrontaciones reales de los siglos XIV y XV y heredan de esos mismos reyes su gusto por lo islámico en su versión mudéjar (un estilo barato pero bello, perfecto para esa función representativa de la que hablábamos)

 

 

Su estructura se articula en torno a un potente foso tras el cual se abren murallas de ladrillo y caliza.

 

 

Todo el conjunto se muestra muy articulado y con un constante juego de policromía y formas creadas por el ladrillo.

 

 

 

 

 

 

En su interior, y centrado por muy patio muy reconstruido, vemos varias torres que, al contrario de modelos anteriores, abandonan las formas circulares para utilizar otras poligonales (más adecuadas al ladrillo).

 

 

Pese a su largo expolio podemos encontrar aún restos de azulejería en cuerda seca tan típicos de lo mudéjar

 

 

 

 

 

algunos arcos de clara filiación nazarí

 

 

 sugerentes bóvedas de ladrillo

 

 

y decoraciones murales de las que sólo nos resta la sinopia con temas y formas que nos recuerdan a la decoración cerámica

 

 

Pero la localidad atesora otras sorpresas, como ya decíamos.

Una de ellas es una antigua edificación románica, San Nicolás (¿siglo XII?) de la que sólo nos resta una torre-campanario.

 

 

 

Otra es su iglesia del gótico tardío, con unos espectaculares sepulcros renacentistas

Por último, ¿sabíais que Teodosio el Grande nació en Coca?


Pero aún quedan muchas cosas más en Coca, os invito a descubrirlas en este magnífico blog

http://www.descubrecoca.com/search/label/Monumentos

 

 

Imágenes y texto

Vicente Camarasa

Etiquetas: , , ,

26/10/2010 14:29. sdelbiombo #. Mudéjar No hay comentarios. Comentar.

DUCHAMP, EL OLVIDO Y LA MUERTE.

En anteriores días de difuntos ya le dedicamos dos posts a la muerte barroca, en el ámbito español y en el italiano. Este año cambiamos de siglo y nos acercamos al XX en una de sus figuras claves.

 Duchamp de el café Meliton de Cadaqués.

Tomado de http://mimalapalabrahn.blogspot.com/2009/03/duchamp-en-el-meliton.html

 

Tras una primera parte de su carrera (meteórica), que le convirtió en el artista de vanguardia más influyente del siglo XX (Mujer bajando una escalera, El Gran Vidrio, los famosos ready-mades…), la figura de Duchamp pareció desaparecer del panorama artístico. Fueron los tiempos de sus largas estancias veraniegas en Cadaqués, el más bello pueblo de la Costa Brava, a apenas tres kilómetros de la residencia de Dalí en Port Lligat.

 Fue una especie de muerte en vida, la lenta extinción de una fama de la que nunca llegó a gustar. Ahora me dedico a vivir, a respirar, diría en las escasas entrevistas que concedió durante esta segunda mitad de su vida. Aunque esto, una vez más, no era otra cosa que la eterna ironía del artista que nunca dejaría de crear, aunque muchas de sus obras de este momento sólo se conocerían tras su muerte.

Pues con esa coherencia (tan al parecer azarosa como concienzudamente buscada, el azar en conserva, como lo llamaba Breton), Duchamp se ocupó precisamente de esto, de la muerte, como tema central de toda su obra final.

Una muerte que exploró desde varios puntos de vista, como ya había hecho con el amor (El Gran Vidrio) o la cotidianiedad (sus ready made) y en el que incorporó de una forma más sistemática uno de los rasgos de su obra anterior, la historia del arte revisitada con ironía y distancia, dándole una vuelta de tuerca (lo que no es otra cosa del actual arte posmoderno en el que ahora vivimos).

 

Escultura morte.

Tomado de http://joseantoniomontano.blogspot.com/2009/03/moscas-de-cadaques_26.html

 

Así, en su sculture morte jugó con lo ridículo, realizando (mandando realizar a una confitería de Perpiñán) unas figuras de mazapán coloreadas para referirse a las tradicionales naturalezas muertas a la manera de Arcimboldo. Una obra que, por su propia técnica, está destinada a la destrucción. Con ella la vanitas adquiere ya no sólo un carácter alegórico sino plenamente real, pues ya no es la representación de la fugacidad del tiempo, sino la presentación del tiempo mismo, como ocurre con las obras actuales de Barceló, hechas de residuos orgánicos que dentro de unos años serán simple memoria.

 

 Tomado de http://joseantoniomontano.blogspot.com/2009/03/moscas-de-cadaques_26.html

 

En With My Tongue in My Cheek, Duchamp acudió a la historia, cargándola de instantaneidad. Realizó un dibujo de su perfil al que añadió un vaciado de escayola de su mejilla hinchada por la lengua. Acaso un nuevo giro irónico con la historia, ¿una imagen maiorum del siglo XX? ¿su propia escultura funeraria presentida?


 

Escultura morte.

Tomado de http://joseantoniomontano.blogspot.com/2009/03/moscas-de-cadaques_26.html

 

Con su torture morte, Duchamp ingresó en el camino de lo terrible. El propio título, la aparición del fragmento humano, nos hace pensar en horribles mutilaciones y tragedias humanas. (una larga tradición que se inicia en Goya y sigue aún hoy en la posmodernidad) Además es un pie, sólo un pie, acaso lo menos valorado del hombre. Un pie lleno de moscas; una pesadilla demasiado humana que recuerda el gusto de la putrefacción de Dalí, Buñuel o Lorca, a la estética del escupitajo que proclamaba Bataille.

 

Con este tríptico sobre el arte y la muerte, Duchamp no cerró el círculo de su pensamiento, más bien parece recorrió las etapas iniciales del camino necesario para plantearse su última obra maestra, Etant Dommés, demasiado importante e impactante para colocarla como un mero apéndice y a la que dedicaremos un post en el futuro.

 

Por el momento, y si alguien quiere descubrir más la figura de Duchamp en sus último años españoles existe un breve pero interesantísimo libro en Siruela de Pilar Parcerisas “Duchamp en España”

.

TODO DUCHAMP EN NUESTROS BLOGS

.

 Vicente Camarasa

Etiquetas: , ,

29/10/2010 20:01. sdelbiombo #. Duchamp Hay 1 comentario.


Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris