Facebook Twitter Google +1     Admin

Análisis y comentario del ERECTEION

 

Templo clásico de compleja planta. Según vemos en la fotografía estaría compuesto por una doble propaos lateral unida por un pasillo columnado en cuyo lado contrario que tendría, al fondo (frontón) una doble cella o naos.


El alzado utiliza el mármol cortado en perfecto sillares, siendo los elementos de sustentación el muro sin ventanas y la columna (jónica en la parte izquierda y central (con sus típicas basas áticas, sus fustes con acanaladuras, su capitel de volutas o su arquitrabe con tres platabandas y friso liso). En el pórtico de la derecha, mecho menos elevado al tratarse de un terreno en cuesta, se utilizan estatuas femeninas como soporte (cariátides)


La cubierta está por completa to destruida pero podemos suponer sin error un techo arquitrabado (como lo es todo el edificio), cubierto por un tejado a dos aguas, como muestra el arranque del frontón.

La decoración también se ha perdido o sustituido (cariátides), pero deberíamos imagninar el templo policromado, como era habitual en el momento, y con relieves en la zona del friso.

 

Comentario

Tanto el uso de órdenes como su técnica adintelada nos lleva a pensar en el arte griego. Su curiosa disposición, nada común, es la del Erecteion, templo clásico (siglo V a C) construido dentro del gran programa que Pericles y Fidias idearon para la colina de la Acrópolis, utilizando para ello el tesoro de Delos de las Guerras Médicas, así como la euforia y sentimiento de importancia que es común en este momento, especialmente en Atenas. Junto a él estarían el Partenón (enorme relicario para la estatua de Atenea Partenos, Blanco Frejeiro), Atenea Niké o los Propóleos.

            La novedad de la planta se debe a varios factores. Por una parte era un templo destinado a dos divinidades (Poseidón y Atenea), necesitando así dos naos. Por otra, ocupaba un lugar sagrado desde antiguo que obligó a no poder esquivar la pendiente (para no cambiar de zona la parte cultual). En tercer lugar, la presencia de un olivo sagrado en su centro (en una posición al actual) impedía realizar una entrada frontal al recinto, teniéndose que idear así el conjunto de pórticos unidos por un pasillo.

            En cuanto a la propia arquitectura ha de observarse que (debido a su propio carácter arquitrabado que impide grandes y diáfanos espacios interiores), tiene una clara tendencia escultórica, lo cual se relacionaría tanto con la forma religiosa ritual (piedad particular) como con las fiestas y celebraciones que se hacían en su entorno en donde el templo sería un perfecto telón de fondo para una reafirmación de los valores e ideologías colectivas (Argullol).

            En relación  con esto último, habrás que recordar la escasa importancia de la religión dentro del mundo griego, generando una sociedad, al menos comparada con las anteriores, bastante secularizada, que libró a la Polis de la tentación teocrática, dejando al arte un carácter público y antropocéntrico (Argullol)

            Esta nueva valoración del hombre deberíamos interpretarla al menos desde tres puntos de vista. Por una parte, la propia religión, sin moral obligada ni apenas relación con el mundo de ultratumba, queda como ejemplo moral para los hombres, eliminando el carácter totalizador de imperios anteriores como el Egipcio.

Geográficamente, la formación de polis independientes frente a los anteriores estados, permitía una mayor capacidad de maniobra a los hombres, que se culminará con la democracia ateniense. Ya por último, y como señala Hauser, la propia evolución económica del mundo griego, cada vez más volcado al comercio y la artesanía, hará prosperar un individualismo mayor, lo que redunda en una mayor importancia del hombre, que se terminará por convertir en la medida de las cosas y, por ende, también del arte.

            En lo que se refiere a la arquitectura esta presencia humana será constatable en varias direcciones. Por una parte será su razón la que conduzca a la idea de belleza entendida como una forma objetiva, pues dependerá de la medida, el número y sus relaciones (una fuerte impronta pitagórica, por tanto, o, como asegura Azcárate un arte racionalmente abstracto). Por otra parte, como será un arte civil hecho por y para los hombres, se tendrá en cuenta su forma de percepción, acudiendo a las famosas correcciones ópticas que combarán estilóbatos y entablamentos, engrosarán las columnas de esquina, retranquearán las fachadas para impedir el efecto rascacielos…

            Y es que, como asegura Panofsky, el artista griego tomará la naturaleza desde una idea previa que condicionará su representación, como las propias columnas jónicas (según Elvira Barba, basadas en formas vegetales) o corintias demuestran. Será por tanto un arte ideal que antepondrá el disegno a la realidad, acomodando ésta última al sistema de medidas que se relaciones con el todo y creen, por primera vez en la historia, un arte estético, un arte por el arte, hecho para la contemplación (racional) de los espectadores.

TODOS LOS POST SOBRE ARTE GRIEGO

Vicente Camarasa

 

03/10/2013 08:24. sdelbiombo #. sin tema

Comentarios > Ir a formulario



No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris