Facebook Twitter Google +1     Admin

Se muestran los artículos pertenecientes a Marzo de 2013.

EL CAFÉ NOCTURNO. VAN GOGH .ANÁLISIS Y COMENTARIO

 Obra de 1888 (periodo de Arlés) de Vincent Van Gogh. Colección particular.

Tomado de musipoemas2.blogspot.com.

Tema. Vista del interior del café de Arlés que podríamos calificar de género, sin ningún tipo de anécdota o historia más que la propia vida cotidiana vista desde un profunda soledad.

Técnica. Óleo sobre lienzo con fuertes empastes (pincelada pastosa) visibles incluso en la fotografía.

Composición atectónica centrada en el gran billar y su sombra. La deformación de la perspectiva da una mayor importancia al lado derecho (asimétrica). Predominan las líneas diagonales que ganan en fuerza y expresividad hacia la derecha (generadas por suelo, billar o pared derecha).

Línea y color. El color, aplicado con fuertes empastes, predomina sobre la línea, aunque ésta es utilizada para remarcar ciertos contornos y perfiles sin interesarle los detalles lo cual nos provoca una sensación de abocetamiento.

Los colores utilizados, muy puros, son sumamente saturados. Su combinación resulta agresiva al utilizar, contiguos, los complementarios (rojo y verde de las paredes, amarillo y verde del suelo, billar y mesas, azuladas). Con ello consigue una fuerte tensión entre fríos y cálidos, predominando estos últimos.

Luz representativa aunque con claros valores expresivos debidos a la deformación generada por la perspectiva (sombra del billar) o al antinaturalismo de las lámparas y su luz que se convierte en remolinos de colores complementarios.

Las figuras, además de abocetadas, son muy esquemáticas, sin movimiento ni expresión.

Comentario.

Tanto el tema como la utilización de la pincelada pastosa, la perspectiva deformada o la tensión cromática son claros rasgos del estilo maduro de Van Gogh, ya instalado en Arlés.

Para este momento sus crisis nerviosas se repiten ya con una cierta asiduidad, lo cual provocará su pronto internamiento en un hospital psiquiátrico de la ciudad. Entre sus causas siempre se han señalado (además de las puramente médicas) el abuso del alcohol (tan presente en el cuadro) y el tabaco que se une a su completo aislamiento frente a una sociedad que no acepta su estilo de vida bohemio.

Bajo esta visión, sólo la pintura (y sus constantes cartas a su hermano Theo) es su única forma de comunicación, la forma que tiene de expresar el mundo hostil y terrible en el que vive. En tal sentido deberíamos entender el cuadro.

Van Gogh busca con él plasmar (como le dijo a su hermano Theo) la vida solitaria de aquellos cafés nocturnos en donde uno comienza a pensar en el suicidio. Se trata, por tanto, no de pintar la realidad sino de comunicar un sentimiento y para ello se vale de numerosos recursos técnicos como la ya citada tensión cromática que hace incómoda la visión del cuadro, sus colores saturados, los fuertes empastes que vuelven agresivo el cuadro o la deformación de la perspectiva que hace del lugar un recinto inestable y amenazador, con un billar deformado que proyecta una sombra siniestra y unas luces y su halo que parecen estallar. Si a esto le unimos la curiosa colación de los personajes, silenciosos y solitarios en un espacio demasiado vacío, completaremos la forma que tiene Van Gogh de comunicar al espectador su visión del mundo (Recursos muy parecidos serán comunes en su obra, como en Mi habitación en Arlés , sus paisajes , autorretratos o cuadros de flores, los famosos girasoles ; todos ellos puras anécdotas para comunicar lo esencial, los sentimientos).

Dicha forma de conseguir emociones es heredera del espíritu del romanticismo en donde, por ejemplo, el paisaje se convertía en un medio de expresar los sentimientos (como su famoso concepto de lo sublime tantas veces empleado por Friedrich). De la misma manera se había expresado también un pintor que podríamos calificar en algunas etapas de prerromántico. Nos referimos al Goya de la pinturas Negras con el que tantos parecidos formales comparte (empastes, deformaciones de figuras y escenarios, visión pesimista de la realidad...).

Toda esta pintura de Van Gogh influirá poderosamente en el siglo XX, pudiéndole considerar como el padre del expresionismo (arte como forma de expresar emociones) al que tanto le deben autores como Munch (El grito, ) o Kirchner. También influirá, en su manejo por completo antinaturalista del color, en el futuro arte fauve, con Matisse como líder 

En definitiva (y junto a otros post-impresionistas como Gauguin o Cezanne) Van Gogh está abriendo el camino hacia la modernidad al renunciar a la pintura representativa y buscar una constante reinterpretación de la realidad (deformación de la realidad en su caso particular) que le aleja del tradicional realismo.

 AQUÍ TIENES ALGUNOS TEXTOS DE SUS FAMOSAS CARTAS

Etiquetas: , , ,

LA CULTURA EN LA CALLE. LOS TRAMPANTOJOS DE LYON


De mi estancia en Lyon guardo (y guardaré) muy buenos recuerdos. La ciudad de la seda, patrimonio nacional de la Unesco y capital gastronómica del mundo alberga en su interior numerosos tesoros para descubrir.

Como reza el dicho “para muestra, un botón”, en esta ocasión quería compartir con vosotros algunos ejemplos de arte a pie de calle que me parecen maravillosos. Pequeños fragmentos que te atrapan y permanecen nítidos en la retina mucho tiempo después.


Una ilusión como una suerte de espejismo en el desierto que, desde luego, no está provocado por nuestra mente sino por un artista capaz de recrear una escena perfecta casi en 3D.


Me refiero a los trampantojos (o a los trompe a l´oeil en su versión francesa). Se trata de una técnica pictórica a través de la cual se pretende engañar la vista (de ahí la idoneidad del nombre “trampa al ojo”) utilizando para ello la perspectiva y el claroscuro (juego de luces y sombras).


Monreal y Haggar lo definen en Diccionario de términos de arte como “un subgénero del ilusionismo” ya empleado por los antiguos griegos y romanos y muy frecuente a partir del Renacimiento para generar sensación de profundidad.

En definitiva, un engaño intencionado al espectador para hacerle creer, a través de representaciones muy fieles, que ve algo que realmente no existe.


Testigos mudos que no solo visten y embellecen las fachadas sino que conforman  “la piel de los habitantes” y una manera de contar historias tal y como lo definen los artistas de Cité Création, una de las señas de identidad de la ciudad en lo que a creación artística se refiere y autor de más de 578 frescos desde su creación en el año 1978.


“Una (re) conquista del espacio y el refuerzo del sentimiento de pertenencia”  que se refleja en estas pinturas que rescatan recuerdos, momentos de la vida y subrayan la identidad y personalidad que hacen único a cada lugar.


Así, dar un paseo tranquilo por Lyon se convierte en una experiencia inolvidable en la que, en el lugar más inesperado, encontrar un trampantojo.

Algunos ejemplos de ello son:

La bibliothèque de la cité (esquina rue de la Platière et quai de la Pêcherie) en la cual libros y escritores como Rabelais, Reverzy o Louisé Labé entre otros se dan cita en esta fachada de 400 metros cuadrados que simboliza el patrimonio literario de la ciudad.

Le mur des Canuts (Boulevard des Canuts) Con dos versiones diferentes que datan de 1988 y 1998 respectivamente y una tercera a punto de ser terminada representa la actividad de la ciudad en su estado puro. Considerado el mural más grande de Europa, sus 1200 metros cuadrados sirven para reproducir el entorno de los canuts (trabajadores de la seda) y su actividad.

Fresque des lyonnais (esquina quai St.-Vincent et rue de la Martinière). Como si  de un teatro se tratase, en él  encontramos hasta 30 personalidades famosas lionesas, históricas o contemporáneas, como los hermanos Lumière, St-Exupéry, Paul Bocuse o Tony Garnier entre otros, que representan lo más granado de la ciudad.

Y por último, os dejo un vídeo de youtube que merece la pena que veáis. En él encontraréis el único fresco del mundo iluminado desde el interior o Fresque illuminée (también obra de Cité Création) un verdadero juego de luces y sombras que muestra el Lyon más futurista  “para ver de día… pero sobre todo de noche”.

http://www.youtube.com/watch?v=yBUY1qOBaCc

Como veis, una verdadera galería a cielo abierto es la que conforman estos ejemplos (y muchos más) que podréis admirar en Lyon.


Hasta entonces podemos conformarnos con los que tiene la ciudad de Madrid dando, por ejemplo, una vuelta por la calles Álvarez Gato, Montera, de la Cruz o la carrera de San Francisco.

MÁS TRAMPANTOJOS EN EL BLOG

 

Mar San Segundo

Etiquetas: ,

19/03/2013 19:26. sdelbiombo #. Arte urbano No hay comentarios. Comentar.


Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris