Facebook Twitter Google +1     Admin

PALLADIO. EL MANIERISTA DISFRAZADO

 Palladio, su arquitectura. Siempre me ha parecido uno de los puntos del temario de arte de 2º de Bachillerato más complejo de explicar.

¿Cómo contarle a los alumnos de 2º que su arquitectura, que tan clásica parece, es el verdadero inicio del manierismo?

¿No habíamos quedado en el que manierismo era una ruptura con el orden clásico, el fin de la armonía? Pues yo veo aquí a Grecia y Roma. Te dicen, y con cierta razón, pues a primera vista Palladio y sus arcos, columnatas, órdenes… parece tan clásico.

Pero esto sólo es a primera vista, pues si comenzamos a investigar un poco en sus obras encontraremos que la armonía y el orden sólo es aparente. Os intentaré explicar aunque solo sea un poco, pues Palladio es verdaderamente inabarcable.

 

Mirad esta famosa obra suya: la llamada basílica de Vicenza.

 

 

Tomado de http://commons.wikimedia.org/wiki/Andrea_Palladio

 

Todo en ella parece en orden, ¿no es cierto?

Pues no, no es cierto. A ningún clasicista renacentista se le habría ocurrido unir curvas (los arcos) con rectas (los dinteles) en ese típico motivo que (aunque fue inventado por Serlio y antes incluso utilizado por Bramante) se terminaría por llamar motivo palladiano.

 

(Por cierto, fijaros que ni siquiera mantiene el módulo, la Biblia del clasicismo, obligado por el edificio medieval anterior)

Tomado de www.urbipedia.org/.../Arquitectura_palladiana

 

Ya tenemos la primera incorrección clásica, pero seguro que encontraremos más, por ejemplo en una de sus obras que parece más clásica, la famosa Rotonda, también en Vicenza

 

 

Tomado de marcelodelcampo.blogspot.com/

 

De nuevo todo parece clásico: una cruz griega en cuyo centro aparece el círculo de una cúpula, sus cuatro pórticos como templos clásicos…

 

 

Villa la Rotonda

Tomada de http://commons.wikimedia.org/wiki/Andrea_Palladio

 

Sin embargo, un pequeñísimo detalle…

Un clásico renacentista intentará crear edificios cerrados en sí mismos, autosuficientes, en donde todas sus líneas tiendan hacia el interior y ninguna dirección quede sin compensación, como ocurre en el famoso templete de San Pietro in Montorio de Bramante.

Fijaros ahora en este pequeño detalle. Las esculturas que coronan el tímpano o los muretes de las escaleras. Su propia existencia crea líneas verticales que se expanden hacia fuera sin ningún control; no son neutralizadas por nada, expandiendo la mirada fuera de la arquitectura.

Una vez que se cae en la cuenta de este pequeño detalle la arquitectura nunca se nos quedará quieta en la mirada y se expandirá sin remedio hacia el cielo.

 

 

Tomada de http://commons.wikimedia.org/wiki/Andrea_Palladio

 

Esta técnica Palladio la utilizará de forma constante negando así (de forma tan disfrazada) el supuesto clasicismo que aparenta.

 

Y yo creo que por hoy ya es bastante. Si logro sacar un poco de tiempo intentaré completar este artículo con nuevas aportaciones. Por el momento disfrutad de la magnífica exposición que tiene en la actualidad  la Caixa sobre este arquitecto

 

Vicente Camarasa

04/11/2009 19:46. sdelbiombo #. Manierismo

Comentarios > Ir a formulario



gravatar.comJV

Y que yo tendré el privilegio de ver contigo. Mola.

Fecha: 04/11/2009 23:30.


gravatar.comNuria

Justo estuve ayer en la exposición de Palladio, está genial.
Dos cosillas
La nueva dirección del rincón literario, que ya estoy amenazando gente para tener nuevos escritores
http://nuevorinconliterario.blogspot.com

Y el blog de un amigo mío que estudia bellas artes, y que creo que te va a interesar bastante
http://coloresrotos.blogspot.com

Fecha: 05/11/2009 17:27.


gravatar.comgerman

muy bueno este post! gracias por la explicación; me fue muy útil. En mi caso, estos arquitectos manieristas, me fueron presentados como "normalistas" y los que rompen con la tectonicidad de la composición son los "individualistas"; pero esto me ayudó a entender por qué Palladio (o Vignola) eran considerados así.

Fecha: 06/03/2014 03:44.


Añadir un comentario



No será mostrado.





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris