Facebook Twitter Google +1     Admin

LA EVOLUCIÓN DEL CUBISMO

Ahora que hemos visto algunas particularidades del cubismo (visión simultánea y collage) creo que sería muy interesante hacer un pequeño recorrido por su evolución.

 Señoritas de Avignon. 1907. Picasso

Como ya hemos dicho, las Señoritas de Avignon son el origen de todo. Un origen, acaso, un tanto fallido (como comentó el propio marchante del pintor, Kanhuerler). Picasso intentíó resolver demasiados problemas a la vez, dejando el cuadro inconcluso.

Si partimos de esta hipótesis (nunca rechazada por el propio Picasso) la evolución sería ésta.

Tras la Señoritas, Picasso intenta regresar a sus orígenes y analizar los problemas de uno en uno. Se trata de su periodo negro (tal vez por la influencia de la escultura africana).

En él intentará centrarse en la figura humana (y algún paisaje) que descompone de forma geométrica e introduce suavemente la visión simultánea, como podéis ver en esta obra.

Para evitar confusiones, se elimina rápidamente lo narrativo y las cosas aparecen, exclusivamente, como formas físicas, que aún se separar claramente del fondo (aunque este se vaya geometrizando también) mientras que la paleta se vuelve mucho más austera, predominando marrones y verdes sucios (acaso de nuevo para poder centrarse en el análisis formal de los volúmenes)

 

El año clave para la culminación de todo este proceso será el 1910, acaso en Cadaqués, lugar en donde veraneaba. El hecho clave es la eliminación de la línea de contorno que separaba figura y fondo. A partir de este cambio forma y fondo se entremezclan cada vez más. A este estilo se le ha llamado analítico o hermético, dada la dificultad cada vez mayor que tendrá el espectador de reconstruir el mundo del cuadro.

 

Sus temas suelen ser bodegones o retratos, y para no caer en la pura abstracción, tanto Picasso como Braque comienzan a introducir pistas ( rastros  figurativos, según las palabras de Bozal) para que el espectador inicie la reconstrucción.

¿Véis las patas de los pájaros (arriba)?

Este es el momento también en donde se introduce el collage como forma figurativa pero también como manera de introducir el mundo real en el cuadro (como ya analizamos).

 

Este proceso de no caer en la abstracción un nuevo cambio radical se establece en torno a 1912. Es el cubismo sintético. Con él regresa el color y todo el análisis de la forma se sintetiza, recogiendo tan sólo algunos fragmentos significativos que se plasman en el cuadro que ha recuperado su diferencia entre forma y fondo.

Todo esto hace que la inteligibilidad del cuadro se recupere, e incluso que los métodos cubistas convivan y se entremezclen con los figurativos tradicionales.

Este camino lo continuará Juan Gris, que hará del cubismo un verdadero y exquisito clasicismo.

Por cierto, en Biombo Histórico tienes un post para aprender a realizar un cuadro cubista

 

 Vicente Camarasa


Comentarios > Ir a formulario

sdelbiombo

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris