Facebook Twitter Google +1     Admin

ALEX HÜTTE (Segunda parte). DEL PAISAJISMO FRANCÉS A LA ABSTRACCIÓN Y LA POSMODERNIDAD. FOTOGRAFÍAS COMO PINTURAS QUE AL FINAL SON MENTIRA

 

Tomada de http://www.literaturmueller.de/frame_aLes2008.html

 

Como ya se vio en la primera parte dedicada a este fotógrafo , Hütte retoma el modo sublime de la paisaje romántico.

Sin embargo, en sus últimas obras (Selvas sudamericanas, jardines de Aranjuez) su fotografía da una nueva vuelta de tuerca y cambia de modelos.

 

Hacia la mitad del siglo XIX, el paisaje (especialmente en Francia) comienza a desprenderse de sus ideas románticas (la de expresar sentimientos) para concentrarse en la representación de la luz. La pintura se relaciona así con la ciencia y los nuevos descubrimientos físicos sobre la luz y el color.

Autores como Courbet, Corot (ambos realistas) o Rousseau (escuela de Barbizón) insisten una y otra vez  en el juego sutil de luces y sombras, con una pincelada cada vez más suelta

 

 

Corot. 1860

Tomado de

 http://upload.wikimedia.org/wikipedia/commons/thumb/9/97/Jean-Baptiste-Camille_Corot_026.jpg/800px-Jean-Baptiste-Camille_Corot_026.jpg

 

Sobre estos precedentes serán Manet y los impresionistas los que olviden por completo lo narrativo (el cuadro ya no cuenta nada) para centrarse exclusivamente en la luz. Para ello trabajarán al aire libre, eliminarán progresivamente el negro y, sobre todo, utilizarán una pincelada cada vez más suelta (herencia de Velázquez y Goya transmitida por Manet).

 

Esta última característica será especialmente importante, pues la pintura aparecerá abocetada (sin terminar) si nos aproximamos demasiado. Para ver un cuadro impresionista necesitamos una cierta distancia para que los colores se fundan en nuestra retina, si no sólo veremos manchas

 

 

Monet. Amanecer. Sol naciente. 1872

 

Esta técnica será llevada a sus mismos límites por Monet. Ya en los inicios del siglo XX, y encerrado en su jardín de Giberny, Monet pintará una y otra vez nenúfares sobre las aguas quietas de su pequeño lago. En ellos, la unión de la pincelada suelta, con los nenúfares y sus reflejos, termina por crear casi cuadros abstractos ante los que el espectador tiene que hacer un verdadero esfuerzo de reconstrucción para ver la imagen real.

 

 

Monet. Ninfeas

http://commons.wikimedia.org/wiki/Image:Claude_Monet,_Water-Lily_Pond_and_Weeping_Willow.JPG

 

Algo de todo esto aparecerá en los nuevos paisajes de Hütte. Su insistencia por fotografiar reflejos en inmensas proporciones hacen que el espectador, cuando se acerque a la fotografía, sólo vea cuadros abstractos llenos de manchas de colores.

 

http://www.elpais.com/recorte/20080911elpepucul_16/XLCO/Ies/20080911elpepucul_16.jpg

 

El juego óptico es típicamente posmoderno, pues en el se mezclan la reinterpretación de la pintura histórica (Monet en este caso) con una reflexión sobre lo que es cierto y lo que es una reflejo. Esa terrible distinción entre la realidad y lo copiado (el simulacro) que es uno de nuestros grandes conflictos actuales (¿qué es la realidad, la que sale por la televisión, la que veo en Internet…? Las fotografías se trucan con photo shop, los edificios modernos a veces imitan los estilos antiguos, todo es un remaque, una secuela, la copia de una copia, como tantas películas americanas, novelas que se refieren a otras novelas…)

 

http://www.elpais.com/recorte/20080911elpepucul_22/XLCO/Ies/Amazonia_venezolana.jpg

 

Esta actitud de especular sobre la realidad, sobre la fiabilidad de nuestras percepciones ópticas, es un rasgo común de nuestra pintura actual. Uno de sus principales representantes será Richter que pinta cuadros que parecen fotografías desenfocadas o cuadros abstractos que parecen imágenes microscópicas, extrañas formas geológicas, que en realidad son fotografias.

 

Tomado de http://www.notinat.com.es/images/noticies/Image/2007-11/UlrikeRichter.jpg

 

Tomado de

http://www.masdearte.com/imagenes/fotos/Fashton_richter6.jpg

Realidad y ficción, fotografía o pintura, paisaje real o construido... En Hütte se unen todas estas contradicciones que se pueden ver en la Sede de Telefónica. Una verdadera revisión de la prehistoria del arte moderno y un avance, una propuesta hacia el futuro: ¿Hasta cuando estos paisajes fotografiados seguirán existiendo o pasarán a ser simples pruebas de una cosa que, antes, llamaban Naturaleza?

Vicente Camarasa

 

 

 

Comentarios > Ir a formulario

sdelbiombo

gravatar.comCayetana

Es fascinante lo del paisaje y la realidad. Estamos con la pregunta del mes ¿qué es la realidad? Venga a pensar.

Fecha: 26/09/2008 09:07.


Añadir un comentario



No será mostrado.





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris