Facebook Twitter Google +1     Admin

EL CLAUSTRO DE SANTO DOMINGO DE SILOS. LA CAPITAL DEL ARTE ROMÁNICO (IV. LA ESTÉTICA ROMÁNICA)

 

 

Los grandes machones del claustro son perfectos para entender todos los recursos estéticos (pero en gran manera también iconográficos) del Románico.

Si recordáis éste es un arte mental en donde no interesa plasmar la realidad. Por el contrario, es un arte didáctico que intenta enseñar. Por tanto, el mensaje (más que la propia belleza) es lo fundamental, y las formas tienen que adecuarse a él

 Esto creará, por ejemplo, la ley del marco, en donde las figuras se tienen que adaptar a la arquitectura previa

 

Las figuras se situarán en filas paralelas, sin excesiva individualización, creando isocefalia

 

En su estética de lo transcendente, el individuo y sus emociones no interesan. El mensaje es divino y lo cotidiano pasa a un plano menor. De aquí que las figuras carezcan de expresión y sea hieráticas.

 

 

Tampoco interesará el canon correcto del cuerpo humano, que se alargará (o encogerá) en función a la composición

 

Por último, y dado que no existe un espacio real (una perspectiva a la manera clásica), los pies adoptan una curiosa deformación denominada pies danzantes o en tijera

 

 

 Más artículos dedicados a Silos en este blog

Introducción

Los capiteles

La composición de los machones

El bestiario

Imágenes y texto: Vicente Camarasa

  

04/02/2010 16:56. sdelbiombo #. ROMÁNICO

Comentarios > Ir a formulario

sdelbiombo

gravatar.comAna

ME parece que cuando vuelva a Silos va a ser como si lo viera por primera vez. Gracias por estos post.

Fecha: 04/02/2010 22:49.


gravatar.comPILAR

No recordaba nada de Silos y sobre todo el crucificado me produce una extraña sensacion¿Es eso lo que quiere?

Fecha: 05/02/2010 22:26.


Añadir un comentario



No será mostrado.





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris