Facebook Twitter Google +1     Admin

LA LARGA SOMBRA DE FRIEDRICH

Viajero sobre un mar de nubes.

Tomado de wikipedia.

El blog de Ana (creo haberlo dicho ya) es fascinante por varios motivos, pero a mi cada vez me gusta más la capacidad que tiene para romper las categorías y (como artísta plástica que es) olvidar las técnicas para quedarse con lo fundamental. Consigue así hacernos entender numerosas cosas, y son especialmente sugerentes sus post en los que es capaz de buscar las fuentes formales de muchas de las fotografías y escenas de películas actuales, creando sutiles hilos que nos transportan desde los prerrafaelistas al Señor de los Anillos o, en este caso concreto, de Friedrich a Harry Potter.

El Naufragio de la Esperanza

Tomado de wikipedia

Su mirada está tan entrenada que nos muestra lo que nunca habríamos ser capaces de ver, aunque una vez conocido nos preguntamos ¿cómo no había caído en esto?

Después de esta genialidad añade una más. Apenas en unas cuantas líneas nos da las claves (psicológicas, en el mejor estilo de Arheim) que nos explican el porqué de la vigencia de estas formas en el tiempo

Por todo esto (y muchas más cosas) os recomiendo fervorosamente este último post en donde nos habla de Friedrich y su famoso Viajero ante el mar de nubes, una de las mejores muestras de la categoría romántica de lo sublime.

Y como ella misma pide alguna imagen más, yo quisiera aportar otra del mismo pintor, el Monje a las orillas del mar (como ves todo llega, Laura).


Tomado de wikipedia.

Una obra ante la cual (como decía el propio autor) habría que arrancarse los propios párpados para observarla en toda su grandeza, la de un hombre ante la nada furiosa. Algo muy parecido a lo que hablaba JV hace muy poco días en referencia al volcán islandés, qué poco somos ante la Naturaleza, qué vanidad la nuestra, afanados en la tecnología como un escudo que, tal vez, sólo nos protege de nosotros mismos.

Una idea romántica que deberíamos repensar de nuevo.

Y os añado algunas reflexiones sobre el pintor de Argullol en su "Atracción hacia el abismo" (1986).

"El paisaje se hace trágico porque reconoce desmesuradamente la escisión entre la Naturaleza y el hombre (...) el artista celebra titánicamente la ceremonia de la desposesión"


(Sobre Viajero sobre un mar de nubes) "Una combinación de gozo y melancolía ...El momento mágico rn el que el hombre se enfrenta al infinito (...) la atracción hacia el abismo se abre ante él con su doble rostro de terror y de delicia"


(Sobre su pintura) "Una ruina, una montaña, un atardecer o un huracán debe evocar y, por tanto, reflejar plásticamente no fenómenos orográficos o climatológicos, sino estados de subjetividad (...) El pintor no debe pintar únicamente lo que ve ante él, sino lo que ve en él"


"El romántico viaja hacia fuera para viajar hacia dentro y, al final de la larga travesía, encontrarse a sí mismo"


 

  Vicente Camarasa

18/04/2010 13:12. sdelbiombo #. Romanticismo

Comentarios > Ir a formulario

gravatar.comJV

Resulta curioso ver como pese a venir de lugares bien distintos, tú haces que parezca que escribimos en simbiosis perfecta, que gozada.

Fecha: 18/04/2010 13:59.


gravatar.comVicente

Una de las grandes lecciones que he recibido en Campo Real es que se podía empezar una vida nueva a partir de los 40 y conocer a personas tan fascinante en lo personal como en lo profesional con la que iniciar nuevos proyectos, pues lo importante no es de donde venimos sino hacia donde vamos y con quien lo hacemos. Sin tan buenas compañías como las que he encontrado estos años este mi nuevo viaje habría sido mucho menos apasionante. A menudo pienso que conoceros ha sido una verdadera Ítaca
Vicente

Fecha: 18/04/2010 16:10.


gravatar.comAna

Vicente , muchas gracias por tu comentario, de verdad, y a Jv por su apoyo constante.Es un placer enriquecerme con vuestros conocimientos.

Fecha: 18/04/2010 21:20.


gravatar.comLaura

Ambos son alucinantes. Vi el del monje este verano y pfff... sin palabras. Realmente es para arrancanse los párpados.
Respecto a la postura del viajero, opino que es en ella donde reside gran parte de la magia de esa obra. No me extraña que sigan empleándola a pesar del paso del tiempo, porque es realmente capaz de conseguir que el observador se identifique con ese personaje sin rostro que observa el horizonte que todos alguna vez en nuestra vida hemos sido.
Es una lástima que, por desgracia, queden tan pocos románticos en el siglo XXI.

Fecha: 19/04/2010 10:43.


Añadir un comentario



No será mostrado.





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris