Facebook Twitter Google +1     Admin

NEOCLASICISMO: RETORNO A LO CLÁSICO Y RAZÓN ILUSTRADA.

Tomado http://commons.wikimedia.org/wiki/Category:Jacques-Louis_David

El arte y la literatura neoclásica tienen dos grandes ideas centrales que se unen: la vuelta a Grecia y a Roma y la importancia de la razón (sacada de esa misma cultura grecolatina). Las dos las podéis ver en la obra de David, que representa la muerte de Sócrates, un filósofo que cultivó la razón en la antigua Grecia.

Por ello tomarán las ideas de orden, simetría y proporción de los clásicos, como en esta entrada del Jardín Botánico, que une Grecia y Ciencia (de la que ya hablamos aquí)


Esta razón, como ya sabéis, es típica de un movimiento más amplio llamado Ilustración. Este movimiento pretendía llegar a la felicidad por medio de la razón.

Por ello, los neoclásicos revisan el mundo, las costumbres, la política, la economía… para eliminar todo aquello que es absurdo e irracional. En esta búsqueda, constantemente tendrán en su cabeza la idea de la Antigüedad Clásica que entendían como verdadera y maravillosa Edad Dorada.

Para ello, el neoclasicismo ilustrado utiliza habitualmente la crítica, como ocurre en obras de Goya (la primera parte de los Caprichos) o la de Cadalso (En sus Cartas Marruecas, un inventado musulmán viaja por Europa criticando sus costumbres y tradiciones, entre ellas la propia sociedad estamental) Feijoo o Moratín (el Sí de las Niñas habla de los matrimonios concertados por los padres por motivos económicos).

A la caza de dientes (una superstición muy extendida la de usar dientes para ahorcados para hacer afrodisíacos)

Tomados de

http://goya.unizar.es/InfoGoya/Obra/CaprichosLista.html


 Porque entre tantos millares de predicciones determinadas como formaron los astrólogos de mil y ochocientos años a esta parte, apenas se cuentan veinte o treinta que saliesen verdaderas; lo que muestra que fue casual y no fundado en reglas el acierto. Es seguro que si algunos hombres, vendados los ojos un año entero, estuviesen sin cesar disparando flechas al viento matarían algunos pájaros. ¿Quién hay -decía Tulio*- que flechando aun sin arte alguna todo el día no dé tal vez en el blanco?

Pues esto es lo que sucede a los astrólogos. Echan pronósticos a montones, sin tino, y por casualidad uno u otro entre millares logra el acierto. Necesario es -decía con agudeza y gracia Séneca* en la persona de Mercurio, hablando con la Parca- que los astrólogos acierten con la muerte del emperador Claudio, porque desde que le hicieron emperador todos los años y todos los meses se la pronostican, y como no es inmortal, en algún año y en algún mes ha de morir:

(Teatro Crítico Universal. Feijoo)

Tomado de

http://es.wikisource.org/wiki/Teatro_cr%C3%ADtico_universal

(* Tanto Tulio como Séneca son pensadores romanos)

 

En otras ocasiones se recurre a la didáctica (educación), explicando cuáles deberían ser los nuevos valores que deberían regir nuestra vida, buscando de nuevo en Grecia y Roma sus ejemplos.

Si os fijáis en la obra de David (el más importante pintor neoclásico), gran parte de su obra utiliza temas grecolatinos para hacer pensar a sus contemporáneos.

En el Juramento de los Horacios nos habla de unas personas que ponen el deber hacia la patria sobre los sentimientos.

Tomado de http://es.wikipedia.org/wiki/Neoclasicismo

 

En literatura estas maneras didácticas las podemos ver las fábulas, cuentos con moraleja, como las de Samaniego, que también las recoge del mundo griego (Esopo). Todo el mundo recuerda la de  La cigarra y la hormiga, Las moscas o el Congreso de los ratones

Fijaros en ésta y pensad en lo que dice

En una larga jornada 
Un Camello muy cargado 
Exclamó, ya fatigado:
«¡Oh qué carga tan pesada!» 
Doña Pulga, que montada 
Iba sobre él, al instante
Se apea, y dice arrogante: 
«Del peso te libro yo.» 
El Camello respondió: 
«Gracias, señor elefante.»

 

En esta crítica es muy habitual la presencia del clero (son  en gran parte anticlericales, pues ven en la religión una forma de control ideológico y fuente de supersticiones). Lo podemos ver tanto en la literatura como la pintura.

Fijaros en estas obras de Goya (especialmente en sus títulos)

¿Por qué esconderlos?

Tomado de http://goya.unizar.es/InfoGoya/Obra/CaprichosLista.html

 

O en esta frase de Jovellanos

 ¿Qué sería de una nación que en vez de geómetras, astrónomos, arquitectos y mineralogistas, no tuviesen sino teólogos y jurisconsultos?

O esta dura sentencia de un ilustrado francés, íntimo amigo de Diderot

En fin una religión cuyas máximas tienden a convertir a los hombres en intolerantes, a los soberanos en perseguidores, a las personas en esclavos o rebeldes; una religión cuyos dogmas oscuros son motivo eterno de disputa; una religión cuyos principios desalientan a los hombres y les impiden pensar en sus verdaderos intereses; tal religión, digo, es destructiva para toda la sociedad.”

Holbach. El cristianismo desvelado


 Vicente Camarasa

Comentarios > Ir a formulario



No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris