Facebook Twitter Google +1     Admin

FRA ANGÉLICO. EL QUATTROCENTO SENTIMENTAL

Retablo de San Marcos

Como muy pronto veremos aquí, el Quattrocento desarrolló dos vertientes en su pintura.

Anunciación. San Marcos

Una de ellas, la más sentimental y goticista, la iniciará Fra Angélico, un monje dominico que pintó especialmente en su convento de San Marcos en Florencia, aunque incluso sería llamado por el propio Papa para trabajar temporadas en el Vaticano.

Capilla Niccolina. Vaticano

Capilla San Brizio

Evidentemente, su arte es profundamente religioso, y busca sobre todo transmitir al espectador el mensaje divino siempre desde una óptica dulce y amable, que ni siquiera en los temas más terribles (como podría ser la crucifixión) se complace en el dolor o lo desagradable.

Coronación de la Virgen

Una de las características más notables del pintor será su capacidad de incluir influencias de maestros contemporáneos.

Juicio Final

Así su pintura tendrá la exquisitez, el uso del pan de oro, los cánones alargados y curvilíneos y armonía (grazia) derivada de la escuela sienesa y el gótico internacional, pero también será sensible a las innovaciones de Masaccio sobre la perspectiva o el claroscuro.

Noli me tangere

Incluso nos encontramos el gusto por el detalle de los pintores flamencos en alguno de sus cuadros, como esta magnífica Anunciación del Museo del Prado.


Entre sus seguidores encontraremos a Lippi, Gozzolli...

 

Imágenes tomadas de wikipedia

Comentarios > Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris