Facebook Twitter Google +1     Admin

DUCHAMP. EL ARTISTA DEL SIGLO XXI

 

 

 

 Tomado de http://thebrainpolice.blogspot.com/2007_08_01_archive.html

 

 

 

 

 

Octavio Paz en su libro La Apariencia desnuda, hablaba de las dos personalidades que habían dominado el siglo XX: Picasso y Duchamp. Mientras el primero, como vamos poco a poco viendo fue el primer moderno pero también el último clásico que supo releer toda la historia del arte, Duchamp prefirió acabar con el arte (poniéndole, por ejemplo, bigotes y perilla a su icono por excelencia, la Gioconda ) e inventarse uno nuevo, gracias a sus famosos ready made, el urinario hecho fuente

 

Su obra es mínima comparada con la de Picasso, pues él prefería el silencio, pero su influencia hasta la actualidad ha sido tan abrumadora hasta la actualidad, que más bien parece un artista del siglo XXI que del XX.

Y es que rompió con todo y abrió tantas nuevas puertas que muchas de ellas aún se encuentran inexploradas. Pues su arte es, sobre todo, una nueva forma de pensar las cosas que se replantea el concepto de arte, de visión, de vida misma. Hasta su propia biografía es en si misma una verdadera obra de arte, siendo muchos de sus comportamientos hechos artísticos (abriendo camino a la performance ), como el de abandonarlo todo en la cima de su fama y dedicarse a jugar al ajedrez en el circuito profesional

 

 

Entre ambos jugadores el famoso Gran Vidrio

Tomado de http://performactiva.blogspot.com/2008/08/discusin-en-torno-las-clases.html

 

 

Esta misma foto que nos habla del ajedrez nos ilustra perfectamente uno de sus principales armas (casi de destrucción masiva) frente a la vida y el arte: la ironía. Un sentido del humor corrosivo con el que se burló de todo, incluso de él mismo, que se hace retratar jugando al ajedrez (la actividad intelectual por excelencia) frente a una mujer desnuda, como si fuera una nueva e irreverente interpretación de las Venus que pintaran Tiziano, Velázquez o Rubens.

 

Y jugó con su imagen considerando por primera vez el poder artístico de la fotografía, se disfrazó se mujer para anunciar un perfume que no existía o se dedicó a pintar un cuadro sobre un vidrio (Gran Vidrio).

 

 

Duchamp disfrazado como Rrose Sélavy

Tomado de http://www.valerielamontagne.com/presence/gender.html

 

Lo hizo casi todo y apenas si explicó nada, dejando al espectador la capacidad de inventarse una parte importante de su obra. Una obra abierta, como luego diría Humberto Eco, puras, pequeños fogonazos de luz que por un solo instante nos iluminan un mundo nuevo y fascinante que sólo poco a poco podemos empezar a no comprender, como si fuera un maestro zen. Sus obras como esos tan ridículos como serios e imposibles koan 

 

Quizás por todo esto Duchamp sea el origen de nuestro arte actual y, a la vez, casi un desconocido para el gran público. ¿Por ser complicado? Tal vez por todo lo contrario, por su rotunda sencillez que obliga al espectador a replantearse las cosas. Esa es su dificultad; no dejar indiferente. Hay en él tantas rupturas que ya no nos podemos plantar ante sus obras para mirarlas un instante y luego marcharnos, igual que el que se come un caramelo.

Duchamp era tan irreverente que se atrevió a decirnos: PENSAD, SED VOSOTROS MISMOS.

 

 

Tomado de http://encontrarte.aporrea.org/imagenes/20/04-%20M%20Duchamp.jpg

 .


 TODO DUCHAMP EN NUESTROS BLOGS

 


Vicente Camarasa

17/10/2008 20:24. sdelbiombo #. Duchamp

Comentarios > Ir a formulario

sdelbiombo

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris