Facebook Twitter Google +1     Admin

EL SURREALISMO Y BRETON. (Primera Parte). LA ÚLTIMA GRAN REVOLUCIÓN

Únicamente la palabra libertad tiene el poder de exaltarme 

Tomado de antoncastro.blogia.com/2008/092703-andre-bret...

 

Muy probablemente, cuando Breton publicó su Manifiesto surrealista en 1924 no sabía la intensidad del terremoto que iba a producir, todavía hoy presente en miles de ámbitos, desde la publicidad, al cine o al humor.

Acaso sólo pretendía crear un nuevo ismo más del que ser dueño absoluto y pasar con él a la posteridad, pero el asunto se le iría muy pronto de las manos  y toda una nueva sensibilidad hasta entonces latente explotó por medio mundo para horror de la burguesía, que necesitó casi medio siglo para domar a aquella fiera descontrolada que había dado un nuevo sentido a la palabra libertad.

 

 Man Ray. Rayograma

Tomado de laarquitecturadetushuesos.wordpress.com/.../

 

Libertad individual pero también colectiva, pues el Surrealismo fue el fruto maduro de una multitud de tendencias anteriores que sólo entonces lograron tomar cuerpo definitivo.

Por una parte, y quizás como su faceta más conocida, se encontraba el psicoanálisis de Freud, su descubrimiento del inconsciente como fuerza motriz del hombre que sólo la educación y las normas sociales había conseguido arrinconar al mundo de los sueños, los actos fallidos o el puro mundo de la locura.

Frente a todo ello Breton reclamaba (siguiendo las ideas que los dadaístas no habían tenido voluntad de regular) una constante estrategia de asedio y derribo de la razón por medio de la escritura automática, el uso del azar, la unión de objetos e ideas en principio sin relación, como tan bien supo interpretar Masson

 

Masson. Escritura automática

Tomado de arteymatematicas.blogspot.com/2007_10_01_arch...

 

Pero este ataque a lo racional no sólo incluía los medios sino también los propios temas. Bretón animó desde entonces a enfrentarse con el tabú, lo prohibido, saltarse el buen gusto o lo que (en la actualidad) llamamos políticamente correcto. El sexo, los excrementos, los insectos o el puro sadismo salieron de sus cárceles morales para hacerse visibles y, como diría Benjamín, el surrealismo consiguió con su falta de moralidad, desvelarnos lo más oscuro de nosotros mismos, una tendencia subterránea que enlazaba directamente con el espíritu romántico del XIX

 

Magritte

Máquina de coser electrosexual. Óscar domínguez

Ya con esto Breton habría revolucionado el siglo, pero aún fue más lejos, y junto al psicoanálisis recurrió al marxismo, convirtiendo esta búsqueda de libertad en un objetivo comunitario. Esto convertiría al movimiento artístico en un arma política que se oponía al otro gran irracionalismo de la época, el fascismo basado en la lectura sesgada del vitalismo de Nietzche al que se uniría el darwinismo social de Spencer o los nacionalismos de origen germánico iniciados en  Fitche.

Era el mal de los tiempos. En pleno periodo de entreguerras el mundo se había politizado hasta su misma médula y nada ni nadie querían quedarse al margen, pues entonces la política si era verdaderamente cierta y no sólo una serie de asesores de imagen y discursos suavemente limados para evitar aristas, como ocurre ahora. La vida era política y el artista se sumergirá en ella con la misión de denunciar al mundo que nos oprime con todas sus múltiples y diminutas represiones.

Miró. Pinturas salvajes

Por si fuera poco, y además de todo lo anterior, Breton respondía (y era a la vez causante) a toda la crisis moral que envolvía a la modernidad. El proyecto ilustrado había logrado notables éxitos en el campo económico o científico y tecnológico pero su mismo éxito ya estaba causando su ruina. Es este sentido el surrealismo sería uno de los peldaños de esta escalera de la sospecha que nos conducirían a la actual postmodernidad, como ya analizamos en un artículo.

  

Dalí. El Gran Masturbador

El surrealismo, como una gran maza, destrozó esa utopía racional en la que creyeron algunos ilustrados (aunque Rousseau en fondo ya supiera que era del todo incierta). Nos puso el espejo fracturado en donde ver todas nuestras miserias, y el escándalo que produjo sólo fue nuestra reacción histérica ante tanta y tan terrible verdad que tragar.

 

SEGUNDA PARTE

 

Si queréis saber más

El texto completo del primer manifiesto surrealista de 1924 lo tenéis en

http://www.ideasapiens.com/textos/Arte/manifiesto%20surrealismo.htm

Si queréis saber más de algunas obras de Breton podéis consultar

http://rizomas.blogspot.com/2005/11/los-vasos-comunicantes.html

http://amediavoz.com/breton.htm (poemas)

04/03/2011 15:44. sdelbiombo #. Dada y Surrealismo

Comentarios > Ir a formulario



No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris